Naiz
Oiartzun

Piden inhabilitar 8 años por «prevaricación» al exalcalde de Oiartzun Martín Beramendi

La Fiscalía de Gipuzkoa pide ocho años de inhabilitación para empleo o cargo público para el exalcalde de Oiartzun Martín Beramendi (Hamaikabat), al que imputa un delito de «prevaricación» por autorizar presuntamente unas obras en el parque de Mendibil que excedían en un millón de euros lo aprobado en el proyecto adjudicado por el pleno.

Martín Beramendi. (Juan Carlos RUIZ / ARGAZKI PRESS)
Martín Beramendi, exalcalde de Oiartzun. (Juan Carlos RUIZ / ARGAZKI PRESS)

Según el escrito de acusación provisional, los hechos ocurrieron en la legislatura 2003-2007 cuando el imputado ocupaba el puesto de primer edil –fue elegido bajo las siglas de EA antes de marcharse a la extinta H1!– y, bajo su mandato, salió a licitación «una obra de reforma» del parque Mendibil.

Beramendi tiene además pendiente otra causa de mayor gravedad, por la que le piden dos años de cárcel por «infidelidad en la custodia de documentos», ya que se llevó fuera del Ayuntamiento documentación municipal que guardó y no quiso devolver.

Sobre la acusación de «prevaricación», el documento del Ministerio Público recuerda que el proyecto fue adjudicado por un importe de 1,21 millones de euros en septiembre de 2006 si bien, durante el transcurso de la ejecución de la obra, el acusado, «prevaliéndose de su cargo de alcalde, autorizó diversas modificaciones de la obra que incrementaron los costes».

El texto aclara que estas modificaciones «no se trataban tan sólo de partidas debidas a incidencias ocurridas durante los trabajos», sino que «dio autorización a obras que no estaban contempladas en el proyecto» con «la finalidad de dar respuesta a solicitudes de los vecinos».

Entre estas variaciones, la Fiscalía cita «las correspondientes a la jardinería de Etxaenea, el arreglo de adoquines en la calle Manuel Lekuona y trabajos relativos al cementerio de la localidad. Para estas modificaciones, el acusado prescindió de los más elementales trámites administrativos, no informando a la Secretaría del Ayuntamiento, no discutiéndose en ninguna de las comisiones municipales afectadas y no siendo aprobadas por el pleno del consistorio, como hubiera correspondido».

Asimismo, el Ministerio Público señala que el encausado «no exigió un proyecto de modificación ni hizo consignación presupuestaria para las nuevas obras. Finalmente la obra se inauguró parcialmente, a falta de la culminación de trabajos de jardinería, el 7 de mayo de 2007, en víspera de las elecciones municipales, dentro de la habitual mecánica electoral de inauguraciones con finalidad propagandística», agrega el texto del fiscal.

El fiscal recuerda que a pesar de ello Beramendi perdió la Alcaldía y «con la finalidad de dar cobertura jurídica a su irregular proceder en estas obras» encargó, «tres días antes de la constitución de la nueva corporación municipal surgida de las urnas», un «proyecto modificado» de la obra.

«A consecuencia de este nuevo proyecto el coste de las obras ascendió a 2,2 millones de euros, un 82% más de lo autorizado inicialmente por el Ayuntamiento de Oiartzun», que se encuentra personado como acusación particular en este procedimiento.

Al ser informada de este sobrecoste, la nueva corporación municipal rechazó el nuevo precio y estableció negociaciones con los acreedores, «tras la que consiguió una rebaja» y el precio final sólo se incrementó en 369.448 euros.