Naiz
Bilbo

Roberto Uriarte acusa a la actual dirección de Podemos Euskadi de «vender humo»

El exsecretario general de la formación morada subraya que la coalición «ha perdido casi dos de cada tres votos de los conseguidos hace dos meses» y culpa a quienes han basado la campaña en «no posicionarse en nada, pasar de puntillas sobre todo, no enfrentarse con nadie y toneladas de palabras bonitas».

Roberto Uriarte posa para los medios antes de suspender la comparecencia. (Aritz LOIOLA/ARGAZKI PRESS)
Roberto Uriarte, anterior secretario general de Podemos Euskadi. (Aritz LOIOLA/ARGAZKI PRESS)

En un artículo de opinión publicado en ‘eldiario.es’, Uriarte disiente de que los resultados de Elkarrekin Podemos hayan sido «históricos» y subraya que «Si quitamos los votos que aportan Equo e Izquierda Unida, Podemos ha perdido unos 30.000 votos de los que obtuvo hace año y medio, cuando competía en el peor de los escenarios posibles y sin otra fuerza que el entusiasmo de los círculos y la militancia vasca». Quien fuera secretario general de la formación morada deja claro desde el titular que a su juicio «no es culpa de Pili».

Así, apunta a la actual dirección que lidera Nagua Alba, ya que «pretende hacer política sin ofrecer un proyecto propio, vendiendo exclusivamente buenas palabras, sin posicionarse en los debates, sin atreverse nunca a arriesgar, sin tener la valentía de decir a veces cosas que no son populares y limitándose siempre a halagar al oyente con palabras que uno cree que desea escuchar».  

Critica además que «algunos en Podemos asuman acríticamente las tesis del PNV» de que «la ciudadanía vasca sabe votar diferenciado para Euskadi y para Madrid. ¿Quien ha decidido que las vascas y los vascos no queremos una alternativa creíble de Podemos para Euskadi y solo la queremos para Madrid?», se pregunta.

Uriarte insiste en su texto en que «Euskadi tiene una cierta cultura política» y por ello «no se puede ganar vendiendo humo. En Euskadi hay que mirarle a la gente a los ojos, decirle lo que piensas de verdad y jugártela. Puede salirte bien o mal. Pero si intentas vivir exclusivamente de técnicas de marketing, sólo durarás el tiempo necesario para que los trucos queden a la vista», sentencia en su artículo.