NAIZ

Cuixart proclama ante la cárcel de Lledoners que seguirán luchando por la libertad catalana

La titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 5 de Catalunya ha suspendido el tercer grado a cinco presos del procés después que la Fiscalía recurriera este mismo martes la medida. En un acto ante la prisión de Lledoners, Jordi Cuixart ha proclamado que seguirán luchando por la libertad de los Països Catalans.

Jordi Cuixart, Oriol Junqueras, Joaquín Forn, Raül Romeva y Jordi Sànchez hoy ante la cárcel de Lledoners. (@omnium)
Los presos a los que se las ha quitado el tercer grado, ante la cárcel de Lledoners. (@omnium)

La titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 5 de Catalunya ha suspendido el tercer grado a Jordi Cuixart, Joaquim Forn, Oriol Junqueras, Raül Romeva y Jordi Sànchez, una semana y media después de los presos catalanes usaran su clasificación en tercer grado por primera vez desde su entrada en prisión.

La decisión del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 5 de Catalunya, después de que este martes la Fiscalía Provincial de Barcelona recurriera esta medida.

Esta decisión afecta al líder de ERC, Oriol Junqueras; al exconseller Joaquím Forn; al presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart; al expresidente de la ANC Jordi Sánchez y al exconseller Raül Romeva, mientras que el Juzgado de Vigilancia Penitienciaria 1 deberá posicionarse sobre el recurso que afecta a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell.

Por otro lado, la Fiscalía aún está estudiando los recursos para los exconsellers Josep Rull, Jordi Turull y Dolors Bassa.

Acto en Lledoners

En un acto a las puertas de la cárcel, Cuixart, junto al resto de presos, ha proclamado que «pese a los mil días en prisión, no hemos renunciado a nada. Hoy, nuestras convicciones son más fuertes que nunca».

«Al Gobierno español le decimos que si esta es su respuesta al diálogo, nuestra respuesta también es clara: sí a continuar trabajando por los derechos fundamentales, hoy y siempre», ha añadido.

«Probablemente, los que hoy nos vuelven a encerrar en prisión son lo que han intentado, por encima de todo, hacernos pasar por una sociedad totalitaria. No. Somos un pueblo unido, cívico, un pueblo que se ha alzado por su libetad y la justicia social», ha destacado.

«No podemos renunciar a continuar trabajando por la libertad de los Països Catalans. No podemos y no queremos, porque sería renunciar a la vida y a los derechos fundamentales. Porque si nosotros renunciamos, renunciarán nuestros hijos. Y no podemos y no queremos», ha añadido.

Budó: «Es un paso atrás»

Tras la reunión semanal del Govern, la consellera de Presidència, Meritxell Budó, ha reaccionado en rueda de prensa a la decisión de la Fiscalía. Budó ha denunciado y lamentado «este paso atrás» y ha destacado que, en lugar de «intentar aplicar la ley en la mejor interpretación posible para el reo», en el caso de los líderes independentistas presos no se aplica este criterio.

Pese a que ahora hay un «Gobierno que se definió como el más progresista de la historia», y pese a que el propio presidente Pedro Sánchez «dejó entrever que la Fiscalía dependía del Ejecutivo», ha dicho Budó, «seguimos con la misma represión» y «judicialización de la política».