NAIZ

El acusado del crimen de El Infierno (Donostia) se enfrenta a una petición de 69 años de prisión

La Fiscalía de Gipuzkoa pide penas que suman 69 años de cárcel para el acusado de la muerte de un hombre en una casa ocupada de la zona de El Infierno de Donostia a la que presuntamente dio fuego en marzo de 2019 para matar al nuevo compañero sentimental de su exnovia, quien casualmente aquella noche no pernoctó en el edificio.

Incendio en la casa ocupada ‘Infierno’ de Donostia. (Andoni CANELLADA/FOKU)..
Incendio en la casa ocupada en El Infierno de Donostia. (Andoni CANELLADA/FOKU).

En su escrito de acusación provisional, el Ministerio Público imputa al procesado por el incendio de El Infierno en Donostia un delito de «asesinato»; otros dos en grado de tentativa; un delito de incendio y otro de amenazas.

Junto a la petición de 69 años de cárcel, la Fiscalía demanda distintas indemnizaciones que suman más de 213.000 euros para los allegados del fallecido, así como para las personas que resultaron heridas y que perdieron distintos enseres en el incendio, al igual que para la empresa propietaria del inmueble quemado.

Lo sucedido, según el Ministerio Público, es resultado del «fuerte resentimiento y animadversión» que el acusado sentía por el nuevo compañero sentimental de su exnovia, contra el que en ocasiones había proferido «insultos» y amenazas de muerte y al que había asegurado que «le iba a quemar la casa», que le quedaba «muy poquito» y que iba a tener que salir «escopeteado» de ella.

Al parecer, los hechos se precipitaron después de una denuncia que la exnovia del acusado interpuso en su contra, tras recibir un mensaje de voz en el que amenazaba de muerte tanto a ella como a su nuevo compañero sentimental.

A raíz de esta denuncia, el imputado, que actualmente tiene 51 años, se vio obligado a prestar declaración el 28 de febrero de 2019 en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer, trámite tras el que presuntamente decidió poner en marcha el plan que, según el Ministerio Público, había «concebido» para incendiar la «casa Izaguirre» y «acabar con la vida» de la víctima.

La Fiscalía considera que su intención era «destruir el edificio y acabar con la vida» del compañero de su exnovia, que «creía que estaba dentro», siendo consciente de que también «ponía en grave peligro» al resto de moradores del inmueble.

Esta previsto estos hechos sean juzgados próximamente en la Sección Primera de la Audiencia de Gipuzkoa por un tribunal del jurado.