Jon ORMAZABAL
Elkarrizketa
JOSÉ RAMÓN GARAI
DIRECTOR GENERAL DE BAIKO

«Sin reducción de salarios este año vamos a perder del orden de 450.000 euros»

Sin cuestionar en ningún momento el derecho a huelga de los trabajadores, el de Dima reitera que no es el mejor escenario para avanzar en la negociación y defiende que la empresa ha dado varios pasos para tratar de solucionar el conflicto laboral.

Jose Ramon Garai. (Gorka RUBIO/FOKU)
José Ramón Garai. (Gorka RUBIO/FOKU)

¿Cómo hemos llegado hasta este punto?

Habrá circunstancias diferentes que han coincidido, yo creo que el covid y la situación económica son muy importantes. El covid no lo ha traído Baiko y ha originado una crisis económica y social que ha afectado a todos lo sectores de la sociedad y, fundamentalmente, a la economía de las empresas y de los hogares y del país. Los datos macroeconómicos que tenemos son significativos y luego, los datos que tenemos en las empresas de pelota también lo son, en este momento estamos en pérdidas y tenemos unas perspectivas del otoño-invierno dramáticas.

Creo que se ha dado cita eso y me imagino que habrá otros aspectos que tienen que ver con todo esto, como son la coincidencia de las renovaciones de los 10 pelotaris, que han coincidido en el tiempo y creo que ha sido un factor determinante. Normalmente, cuando se da un problema o un conflicto, suele ser producto de la suma de circunstancias diversas.

En su comparecencia de Tolosa, los pelotaris se remontaban más atrás de la pandemia, decían que el ambiente previo tampoco era bueno...

Yo en esto tengo que decir que Baiko entiende la pelota profesional como un deporte de alto nivel, creo que nos debemos al público y a la afición y que todos los pelotaris tienen que estar preparados al máximo nivel, tienen que tener unos niveles de entrenamiento y unos niveles de competición excelentes y tenemos que trabajar en la excelencia deportiva. Y eso, queramos o no, trae consigo que hay que trabajar, que hay que entrenar y que hay que dar un nivel competitivo determinado. La pelota no es un espectáculo folclórico, la pelota profesional es un deporte de alto nivel, con sus exigencias de entrenamiento, de hábitos de vida y de competición altos.

Entienden los pelotaris que algunos sueldos no van en consecuencia con esa exigencia.

Vamos a ver, los contratos de los pelotaris dicen lo que dicen y todos los contratos de los pelotaris se han firmado de manera libre y voluntaria, y establecen una serie de condiciones. Y en ellas se dice que los pelotaris son deportistas con un nivel de exigencia. Yo creo que, en estos momentos, las condiciones económicas de los contratos con respecto a otros deportes son importantes.

¿Cómo van las negociaciones?

Lo primero que tengo que decir es que, por supuesto, no pongo nunca en duda el derecho a la huelga de los trabajadores. En las dos reuniones que hemos tenido con ellos les hemos transmitido que sería conveniente que cesara la huelga para tener un clima de más tranquilidad y, mediante comisiones de representantes de toda la plantilla, podamos tratar los puntos que ellos consideran que son importantes; como el sistema de entrenamientos, el sistema de régimen interior o las condiciones laborales. Hemos ofrecido crear comisiones, dejar la huelga y empezar a tratar estos temas.

Hay varios objetivos de huelga. Nosotros, a uno, al de la transparencia económica, hemos respondido ya. Hemos presentado las cuentas de la empresa del ejercicio 2018-2019, del 19-20, las previsiones del 20-21, y el efecto del covid en nuestra explotación. Les hemos presentado también las cuentas del 18-19 que están depositadas junto a la memoria en el registro mercantil. A ese punto ya hemos respondido, a los puntos del entrenamiento y del régimen interno hemos dicho que estamos de acuerdo en crear algunas comisiones de representantes de toda la plantilla, e incluso, suspender temporalmente el régimen actual y firmar uno nuevo. Y también que estamos dispuestos a hablar con ellos, en otra comisión, de las condiciones laborales y de los pasos que se pueden dar. Esos son los pasos que hemos dado hasta ahora, el comité de huelga y ELA nos plantean los mismos objetivos, incluso algunos que no estaban y que los han incorporado, que el 2 de octubre, cuando se hizo el anuncio de huelga. No han modificado ni uno solo, siguen planteando lo mismo y nosotros hemos respondido a varios.

¿Su valoración es más negativa que la de los pelotaris?
Sí, somos negativos porque las posturas son muy lejanas. Se nos están planteando unas reivindicaciones que tienen un coste aproximado de 470.000 euros, que es un 25% de incremento del gasto que tiene la empresa, cuando la empresa está en pérdidas. En el ejercicio 19-20 perdimos 134.000 euros, en el ejercicio 20-21, si no hay reducción de los salarios de los pelotaris, vamos a perder del orden de 450.000 euros. En esas circunstancias, solicitar que aumenten los gastos en un 25% es inasumible, es asfixiar la empresa, no podemos, es imposible.

Los pelotaris dijeron públicamente que, viendo y analizando los datos, abrirían esa vía...

Yo sólo te puedo decir lo que nos dicen en las reuniones, y en las reuniones nos siguieron planteando que no estaban dispuesto a aceptar la bajada de salarios propuesta y que, en todo caso, ellos podían empezar a hablar de otro tipo de bajadas, pero que lo verán, dependiendo de los datos que vieran. De momento, lo que tenemos es que no aceptan la bajada de salarios propuesta por nosotros, que en Aspe ya se ha dado.

En ese documento inicial del Beotibar se le atacaba directamente, ¿cómo lo lleva?

Esto no es una actuación personal caprichosa mía, a mí me toca llevar adelante la estrategia de la empresa, me toca tener un rigor presupuestario, intentar dar el mejor espectáculo posible para la afición y yo trabajo bajo esas premisas. Esto no es un capricho ni una ocurrencia, son cuestiones que se las hemos planteado a los pelotaris y que pensamos que hay que plantear en una empresa de pelota profesional.

Eso es lo que hemos hecho, a mí personalmente no me han transmitido nada pero veo que en los medios las están escribiendo, y no me veo reflejado, pero yo respeto la opinión de todo el mundo. Los que me conocéis ya me conocéis, yo todo eso lo asumo, lo analizo, pero lógicamente no me veo reflejado. Soy el mismo que en el año 98 iba a Argentina en un autobús destartalado con los pelotaris de la selección de Euskadi, cuando era presidente de la Federación de Euskadi, estaba en la vizcaina… yo ya tengo un curriculum, una trayectoria profesional que me conoce todo el mundo.

Lo que hemos intentado hacer, con el mayor de los respetos y la exigencia establecida, ha sido mejorar el espectáculo y que la afición tenga a los mejores pelotaris y el mejor espectáculo. Nos debemos al público, el público es el que establece qué es lo que quiere y lo que no quiere, el público nos dice qué pelotari le gusta y cuáles no.

Hay otra cuestión importante, en Baiko entendemos que nos toca gestionar la pelota a mano profesional y lo intentamos gestionar lo mejor posible. Pero sabemos que no es nuestra propiedad, sabemos que nosotros somos agentes de paso, la pelota profesional existía antes del nacimiento de Asegarce, del nacimiento de Baiko, y cuando mueran Asegarce y Baiko, si lo hacen algún día, seguirá habiendo pelota. Nosotros intentamos trabajar con responsabilidad, intentamos poner a la pelota en el mejor nivel posible y eso significa un nivel de trabajo y de exigencia elevado.

Lo que choca en ese discurso es que no renueven pelotaris de tanta proyección.

En la rueda de prensa que di en Bilbo intenté responder a eso. Vamos a ver, nosotros volvemos el 19 de junio y pensamos que la respuesta del público iba a ser mejor. En junio la respuesta es mala y en julio también, nosotros en agosto nos encontramos que vamos a tener un problema para este año, para el siguiente y, probablemente, para el siguiente también. Nuestras previsiones dicen que en dos años esto no va a volver a lo que era.

Tenemos que tomar medidas a nivel de empresa para ajustarnos a los nuevos tiempos, tanto en presupuesto como en el número de pelotaris. Cuando haces un ofrecimiento a un pelotari para renovar, tienes que tener en cuenta, entre otras cosas, lo que tú haces en tu hogar, los gastos y los ingresos, y si los ingresos han disminuido, los gastos los tendré que intentar disminuir. Esta es la circunstancia que se da con estos pelotaris, que tienen una oferta. No sé si buena o mala, me imagino que para ellos era mala, porque no la aceptaron, pero también tienen que entender que, como ellos dicen que no, nosotros digamos que llegamos hasta aquí.

Es como cualquier negociación. El contrato de un pelotari profesional está regulado por el real decreto 1006/8 donde se establece que son dos partes las que negocian, tiene que haber un acuerdo libre por las dos partes, tiene que haber un comienzo y un final y una cláusula de indemnización. Ese es el marco de las relaciones especiales del deportista profesional. Nosotros trabajamos en esas premisas, y así como en un momento determinado un pelotari te dice que no está de acuerdo con la cantidad que ofreces, la empresa o el club, puede decir pues nosotros llegamos hasta donde llegamos, es ese el marco de negociación de un contrato.

La liga abrió hace poco la posibilidad de retomar las negociaciones con esos cuatro pelotaris ¿puede la LEP.M contratar a pelotaris? ¿Cómo lo harían?

La liga es una entidad jurídica propia, una sociedad mercantil que la conforman al 50% Aspe y Baiko. Las decisiones se toman por consenso de las dos partes, pero la liga es la que organiza las competiciones. Si quiere, la liga podría fichar a un pelotari, es una sociedad mercantil y podría hacerlo, pero la liga lo que ha planteado, por lo que yo tengo entendido, no es eso, lo que les ha planteado es que, ellos, para sus competiciones, van a posibilitar que algunos pelotaris de esos puedan participar. La fórmula no se ha hablado, no se ha concretado.

Ahora, además, el calendario competitivo está bloqueado...

Es un problema añadido. Por cierto, en el recurso de las cautelares, en el TSJPV no nos dieron audiencia, se dictó inaudita parte, sin oír a las partes. Supera el marco del conflicto que existía en Baiko y lo pasa a la liga, a la competición. El inicio del Manomanista se aplazó una semana.