Joseba Iturria

Una primera vuelta en la que la Real ha tenido resultados dispares por las bajas

La Real ha llegado al ecuador liguero tras sumar 23 puntos en los primeros diez partidos y solo siete en los últimos nueve, en los que ha acusado las ausencias de jugadores básicos para Imanol y la sobrecarga de encuentros.

La Real ha acusado que su jugador más importante, David Silva, apenas ha podido jugar en los últimos nueve partidos. (Jon URBE/FOKU)
La Real ha acusado que su jugador más importante, David Silva, apenas ha podido jugar en los últimos nueve partidos. (Jon URBE/FOKU)

La Real cerró la primera vuelta en Sevilla con 30 puntos, uno menos que el año pasado, que le valdrán cuando la completen los demás rivales para quedar entre los seis primeros puestos que darán una plaza en la Europa League al final de temporada si el campeón de Copa es uno de ellos.

Esa puntuación y la clasificación para la fase de grupos de la Europa League permiten valorar con un notable la primera vuelta realista, sobre todo por la cantidad de partidos y de lesiones que ha tenido que afrontar en pocos meses y que han marcado dos cuartos completamente diferentes.

En los primeros diez partidos la Real fue el mejor equipo del campeonato junto con el Atlético de Madrid con siete victorias, dos empates y una sola derrota ante el Valencia en Anoeta en un encuentro en el que los blanquiazules fueron superiores.

Los de Imanol daban la primera ciaboga con 21 goles marcados y solo cuatro encajados, unos datos que suponían los mejores registros en los primeros diez partidos ligueros en toda su historia, por encima incluso de los años de los títulos y de los subcampeonatos.

La afición llegó a soñar incluso con ver a su equipo en disposición de pelear con los más grandes, pero en ese décimo partido en Cádiz se lesionaron David Silva y Aritz Elustondo, once días después cayó Mikel Oyarzabal ante el Rijeka, y otros jugadores importantes como Guridi, Monreal, Januzaj o Zaldua no han tenido continuidad por sus problemas físicos.

Las lesiones han dejado a Imanol sin mucho margen de maniobra en los últimos doce partidos oficiales, en los que su equipo solo ha logrado una victoria ante el Athletic, siete empates y cuatro derrotas en los seis más recientes, en los que ha encajado diez goles por los seis recibidos en los trece primeros. También en la faceta ofensiva la Real ha bajado mucho su nivel al marcar ocho goles en las últimas nueve jornadas.

Bajas importantes en defensa y ataque

Para entender lo que ha pasado a la Real hay que mirar a las alineaciones. En estos últimos nueve partidos su jugador más importante, David Silva, solo ha jugado 96 minutos y en ataque también se han acusado las ausencias de Oyarzabal (293 en este segundo cuarto), Januzaj (78) y Guridi (170), lo que ha dejado a Imanol sin la opción de dar descanso a Merino y de reemplazar al canario. 

En defensa se han notado las bajas de Aritz Elustondo, que solo ha jugado 61 minutos en los últimos nueve partidos tras jugar 810 en los primeros diez, Monreal (292) y Zaldua (150), lo que ha obligado a Gorosabel a jugarlo casi todo y a Imanol a colocar a centrales en su puesto para darle descansos en una defensa sin mucha experiencia.

Las lesiones no solo han influido por las ausencias, también por el miedo de Imanol a perder a los jugadores que tenía, que han llevado por ejemplo a dar descansos a Le Normand. Eso ha provocado que un jugador como Sagnan que solo jugó en la Copa la temporada anterior 90 minutos ante el Becerril y que apenas jugó 124 en los once primeros partidos haya disputado 366 en los últimos ocho.

Por eso de cara a la segunda vuelta va a ser clave recuperar a todos los lesionados. La Real juega el miércoles la semifinal de la Supercopa contra el Barcelona, partido para el que Imanol confía en recuperar a Monreal. El navarro ha participado este domingo en el entrenamiento con los que no fueron titulares en el Sánchez Pizjuán. La Real descansará el lunes y viajará a Córdoba el martes, donde se entrenará a las 20:00 en el Nuevo Arcángel, escenario del partido del miércoles a las 21:00.

Con la posibilidad de jugar la final el domingo contra el ganador del Real Madrid-Athletic y la vuelta a Córdoba para jugar su eliminatoria de Copa con el equipo verdiblanco el miércoles 20, la Real tiene dos semanas para poder recuperar a David Silva para el primer partido de la segunda vuelta contra del Betis el sábado 23 a las 18:30 en el Reale Arena.

Silva, decimotercer jugador más utilizado

Que el canario sea el decimotercer jugador más utilizado cuando es el más importante y que con él la Real hayan ganado siete de los nueve partidos que ha jugado como titular, con solo dos derrotas, y solo uno en los diez que no ha jugado de inicio, con cuatro perdidos, es el dato que mejor refleja la primera vuelta de los blanquiazules.

Remiro ha sido el único realista que ha jugado todos los minutos de la primera vuelta (1.710), seguido por Merino (1.476), Le Normand (1.322), Portu (1.180), Gorosabel (1.177), Aihen (992), Zubeldia (961), Oyarzabal (920), Isak (918), Zubimendi (880), Aritz Elustondo (872), Guevara (868), David Silva (765), Barrenetxea (758), Monreal (730), Willian José (690), Sagnan (490), Roberto López (408), Merquelanz (389), Guridi (347), Januzaj (335), Zaldua (301), Bautista (169), Llorente (90), Robert Navarro (35), Arambarri (25) y Urko González de Zarate (1). Moyá y los lesionados Illarramendi y Sangalli han sido los únicos que no han jugado en Liga.

Mikel Oyarzabal es el máximo goleador realista de la primera vuelta con siete goles en los primeros once partidos, seguido por Portu (5), Isak (4) y Willian José (3). Barrenetxea, Roberto López y Januzaj han aportado dos y Monreal y David Silva uno.