Un centro para recordar a Melitón Manzanas pero no a las víctimas del 3 de Marzo

Decenas de personas se han concentrado a pocos metros del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo para denunciar la exclusión de las víctimas de la violencia ejercida por el Estado español. Andoni Txasko ha pedido a las instituciones vascas que abandonen el patronato del centro.

Concentración convocada por Memoria Osoa en Gasteiz. (Jaizki FONTANEDA/FOKU)
Concentración convocada por Memoria Osoa en Gasteiz. (Jaizki FONTANEDA/FOKU)

Este martes ha abierto sus puertas el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, un edificio erigido en el centro de Gasteiz donde se recuerda a Melitón Manzanas o Carrero Blanco, víctimas de ETA, pero se ignora a los cinco obreros muertos a manos de la Policía Armada en las calles de Zaramaga el 3 de marzo de 1976, así como al resto de víctimas de la violencia ejercida por el Estado español.

Esta discriminación ha sido denunciada por los integrantes de la red Memoria Osoa, que se han concentrado este mediodía en la calle Postas, entre la plaza de los Fueros y la plaza de los Celedones de Oro, a pocos metros del centro memorial, donde se han dado cita Felipe de Borbón, el presidente español, Pedro Sánchez y el lehendakari, Iñigo Urkullu, entre otros.

Andoni Txasko, de la asociación de víctimas del 3 de Marzo, se ha referido precisamente al inquilino de Ajuria Enea y a otros representantes de instituciones vascas, a los que ha instado a que, «si tanto predican con la igualdad entre víctimas y no están de acuerdo con la discriminación, abandonen el patronato del memorial». Les ha pedido que lo hagan «por coherencia con el mensaje que trasladan a la sociedad».

«Sabemos que la sociedad está con nosotros y con nosotras y creemos que es una incoherencia que instituciones vascas estén participando de un memorial excluyente», ha manifestado, y ha advertido de que las organizaciones memorialistas que componen Memoria Osoa sarea no están en contra de que se recuerde a las víctimas de ETA o de otras organizaciones armadas, «pero es una parte muy sesgada de lo que ha ocurrido en el Estado».

No en vano, como él mismo ha indicado, «hay muchas víctimas producidas por la violencia de Estado que no están reconocidas y para completar ese cuadro de vulneraciones de derechos humanos tienen que estar todas incluidas».

Vox y las rojigualdas

Cabe destacar que la de Memoria Osoa no ha sido la única concentración que se ha celebrado este martes en el centro de Gasteiz. Ataviados con banderas rojigualdas, un reducido grupo de personas, entre las que se encontraban algunos dirigentes de Vox, han aprovechado la cita para mostrar su apoyo a la monarquía. Dos de los asistentes se han acercado a la movilización convocada por Memoria Osoa, ante la que se ha desplegado un cordón policial.