Ion Salgado

Desligan las obras del tranvía a Zabalgana del soterramiento para no comprometer su futuro

Arriola ha anunciado que Lakua, la Diputación de Araba y el Ayuntamiento de Gasteiz han decidido desvincular la ampliación del tranvía a Zabalgana del soterramiento del TAV para lograr que el metro ligero llegue a la zona oeste de la ciudad en 2027, «un plazo razonable» en palabras del consejero.

Iñaki Arriola ha presentado la ampliación del tranvía a Zabalgana. (Endika PORTILLO/FOKU)
Iñaki Arriola ha presentado la ampliación del tranvía a Zabalgana. (Endika PORTILLO/FOKU)

El tranvía podría llegar a Zabalgana en 2027. Así lo ha indicado este viernes el consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, que ha presentado junto al alcalde de Gasteiz, Gorka Urtaran, y al diputado general de Araba, Ramiro González, un trazado «alternativo».

En una rueda de prensa ofrecida en Lakua, Arriola ha señalado que las tres instituciones han desligado la ampliación oeste del tranvía de Gasteiz del posible soterramiento del ferrocarril que, en palabras del consejero, podría «comprometer» los plazos de ejecución.

El estudio informativo del trazado ha sido adjudicado y los plazos y el coste quedarán recogidos en el mismo. No obstante, las instituciones esperan contar con el proyecto constructivo en 2023 para dar inicio a las obras en el 2024. Y si todo va según lo previsto entraría en funcionamiento en 2027.

Arriola ha destacado que este «es un plazo razonable», que «no sería posible» si se vinculase al soterramiento. «El trazado y los tiempos para acometer las obras del tranvía dependen enteramente de nosotros, y no es así en el caso de la integración del tren de alta velocidad».

Soterramiento del TAV

En este sentido, ha explicado que la integración del TAV está sometida al proceso de estudio informativo, «y los informes ambientales tardarán lo que tenga que tardar».

«Las instituciones seguimos compartiendo el objetivo de conseguir la integración del TAV de forma soterrada en Vitoria-Gasteiz, y vamos a seguir trabajando para que eso sea posible», ha manifestado antes de defender una opción provisional para «poner el servicio en marcha cuanto antes».

A este respecto, ha señalado que «después de muchas dudas y aplazamientos parece que el estudio informativo del TAV entre Burgos y Vitoria se va a aprobar de forma inminente, lo que puede traer consigo la posibilidad de que las obras estén finalizadas a finales del año 2026 o principios del 2027».

«Si eso fuera así, teniendo el TAV a las puertas de Vitoria-Gasteiz parece que tiene sentido analizar la posibilidad de que pudiera ponerse en marcha cuanto antes. Y eso no supone para nada poner en cuestión ni renunciar a la integración soterrada», ha destacado en alusión a la creación de una estación provisional.