NAIZ

Pau Gasol, la inesperada estrella del Barcelona en vísperas de la final de la Liga ACB

La Liga ACB disputará a partir del domingo su enésima final entre Real Madrid y Barcelona, pero si hay algún aliciente en este «clásico» futbolero, es Pau Gasol, convertido en el jugador en conseguir más puntos de valoración por minuto jugado en la historia de los playoffs de la competición.

Pau Gasol, machacando la canasta en las semifinales frente a Lenovo Tenerife. (S. GORDON / ACB PHOTO)
Pau Gasol, machacando la canasta en los cuartos de final ante el Joventut. (S. GORDON / ACB PHOTO)

Pau Gasol ha estado sin jugar durante dos años, entre marzo de 2019 y marzo de 2021. Una lesión en el pie, fruto del desgaste de los años, los partidos y los esfuerzos, parecían vaticinar una retirada del campeón de la NBA en 2009 y 2010 con Los Angeles Lakers, pero después de muchos tiras y afloja, el gigante de Sant Boi fichaba por el Barça, con la clara intención de adquirir un mínimo tono físico de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, al que hubiera asistido a poco que fuera capaz de tenerse en pie.

El pívot catalán fue mostrando vídeos de su recuperación, pero en secuencias breves en los que no se movía en lateral o practicando ante juveniles que no llegaban ni a los dos metros, nada que ver con los físicos que fuera a tener enfrente en la Liga ACB o la Euroliga.

Con todo, Pau Gasol regresó a las canchas y aunque las limitaciones físicas siguen ahí, como bien se vio en la Final Four de Colonia, con un Pau Gasol incapaz de superar las defensas de Armani Milano ni de Anadolu Efes cuando elevaron su nivel de físico y dureza, el rendimiento del jugador del Barça ha ido en aumento, hasta alcanzar la finalísima de la Liga ACB erigido en poco menos que estrella rutilante del club blaugrana.

Pau Gasol se ha convertido en el jugador en conseguir más puntos de valoración por minuto jugado en la historia de los playoffs de la Liga ACB con 1,20 puntos, según han informado los organizadores de la competición.

El pívot catalán ha superado con esta marca las conseguidas anteriormente por Arvydas Sabonis (0,97 por minuto), Walter Berry (0,93) y su propio hermano Marc Gasol (0,93).

Este no es el único récord que el pívot ha batido en las actuales eliminatorias por el título ya que en el tercer partido de cuartos de final contra el Joventut consiguió la mejor valoración en menos tiempo en cancha de la historia con 22 puntos en los 12 minutos y 56 segundos que jugó.

En cifras globales, Gasol es el segundo jugador con más valoración en lo que se lleva de playoffs con un promedio de 18,5 puntos, solo superado por el pívot del Lenovo Tenerife, Giorgi Shermadini con 19,8.

En los seis partidos de postemporada jugados por Pau Gasol hasta ahora ha promediado 12,3 puntos y 5,5 rebotes, siendo uno de los jugadores más regulares del equipo de Sarunas Jasikevicius.

«Como si fuera el último»

El Real Madrid y el Barça van a disputar este domingo a partir de las 18.30 el primer partido de la finalísima de la Liga ACB 2020/21. Y ante la batería de jugadores interiores del cuadro merengue: Tavares, Poirier, Tyus y Usman Garuba, está por ver el desempeño de Pau Gasol, que ha pasado de ser una vieja gloria a ser una estrella con todas las de la ley, aunque con los minutos limitados.

El propio número 16 del Barça ha explicado en la previa de la final de la Liga ACB que a estas alturas de su carrera, juega cada partido «como si fuera el último» e intenta disfrutar cada momento, intentando hacerlo «lo mejor posible para ayudar al equipo a ganar».

«Hace tiempo que vivo mi carrera y mi vida, más mi carrera, como si hubiera jugado ya mi último partido o como si cada partido que juego fuera el último e intento disfrutarlo como tal. He trabajado mucho para estar aquí después de dos años sin competir debido a la lesión y ahora muy contento del rendimiento, de mi estado físico y con ganas de seguir disfrutándonlo», ha declarado el jugador blaugrana a la Liga ACB.

El veterano jugador, que cumplirá 41 años el próximo 6 de julio, ha añadido que estos «clásicos» frente al Real Madrid «son un poquito más especiales» y tienen otro aliciente «por la rivalidad, la historia y la calidad del rival».

Por último, ha recordado la importancia de empezar ganando una serie que en esta ocasión será al mejor de tres partidos, para lo que ha apostado por «hacer un buen trabajo en defensa, luchar cada posesión, quererlo más que tu rival» y mantener la concentración durante los cuarenta minutos.