Areso: «Tengo muchas ganas de vestirme con la camiseta rojilla y jugar en El Sadar»

Jesús Areso ya cuenta las horas para vestirse de rojillo y disputar su primer encuentro en El Sadar, tras su «vuelta a casa», como el de Cascante ha calificado su fichaje por Osasuna para las cinco próximas temporadas.

Areso posa ya como rojillo en los exteriores del estadio de El Sadar. (OSASUNA)
Areso posa ya como rojillo en los exteriores del estadio de El Sadar. (OSASUNA)

Tras formarse futbolísticamente en la factoría de Tajonar, Areso decidió fichar por el Athletic en 2017, después de pagar el club de Ibaigane 450.000 euros para liberarle de su compromiso con Osasuna, una operación que derivó en la ruptura de relaciones entre ambas entidades.

Cuatro años más tarde, y después de pasarse una última temporada en blanco al no querer renovar con el equipo rojiblanco, a sus 22 años el lateral de Cascante regresa al cuadro navarro para pelearle el puesto a Nacho Vidal y Jonas Ramalho.

«Estoy muy contento e ilusionado, es donde quería estar. Había intereses de varios clubes, pero desde que me contactaron Braulio y Cata, solo deseaba venir aquí por el sentimiento especial que tengo como navarro y osasunista», ha iniciado su alocución en la sala de prensa de Tajonar.

El lateral de Cascante ha resaltado que se trata de una «vuelta a casa» y que tiene muchas ganas «de vestirme con la camiseta rojilla en El Sadar». «Cuando he vuelto a entrar en Tajonar, se me han venido muchos recuerdos a la cabeza», ha añadido.

Ha querido dejar claro, por otra parte, que «primero tomé la decisión de no renovar con el Athletic, algo que creía necesario en ese momento y después no esuché nada más cuando tuve la oferta de Osasuna».

Interpelado sobre si guarda resentimiento al hecho de tener que pasar un ejercicio en blanco, Areso ha indicado que «no hay que ser rencoroso en esta vida», pero sí ha tildado de «injusta» la decisión técnica adoptada por el Athletic, que derivó en un año «muy duro» para él, solo superado «por el apoyo de la familia y amigos».

También ha abundado en que «prefiero quedarme con lo positivo en lugar de lo negativo», de ahí que lo haya considerado como un año «de aprendizaje», reconociendo que en los cuatro cursos que ha pasado en Lezama «he mejorado como futbolista y como persona».

Ya centrado en su nueva etapa, ha admitido que «iremos poco a poco, porque hay que tener los pies en el suelo y confío que mi mejor rendimiento llegue cuanto antes» para contribuir a que Osasuna «logre la salvación cuanto antes y, a partir de ahí, estar lo más arriba posible».

«Joven, navarro y con mucha proyección»

El director deportivo rojillo, Braulio Vázquez, se ha mostrado «especialmente ilusionado» por la incorporación de Areso, un futbolista que tiene muchos condicionantes para encajar en el club. «Es joven, navarro y con mucha proyección, se trata de un perfil que va a sumar».

El técnico gallego ha desvelado que llevaba tiempo manteniendo conversaciones con el jugador para convencerle de la idoneidad de su regreso. «Ha hecho muchos sacrificios y no digo esto para la galería. Le va a costar volver a coger el ritmo competitivo y coger conceptos tácticos, pero tiene una energía extraordinaria, lo que es un ingrediente para que le vaya bien», ha apuntado.

Braulio también ha avanzado que en breve puede haber noticias sobre la posible renovación de Nacho Vidal, quien acaba contrato la próxima campaña y que ha sido una de las piezas claves tanto del ascenso como de la permanencia del equipo en Primera.

Asier Córdoba no continúa

Osasuna y Asier Córdoba han llegado a un acuerdo para finalizar la relación contractual que unía a ambas partes. Según un comunicado del club, la decisión no supone coste económico alguno y en dicha nota se agradece el trabajo realizado por el futbolista durante el año que ha permanecido bajo la disciplina rojilla.