NAIZ
Stuttgart

Daimler, que engloba a Mercedes-Benz, estará listo para ser totalmente eléctrico en 2030

Daimler, el fabricante de Mercedes-Benz entre otras marcas, invertirá 40.000 millones de euros durante esta década para alcanzar la electrificación total de sus vehículos en 2030. Además de la transición de sus factorías de automóviles, prevé levantar ocho grandes fábricas de celdas de baterías.

Un prototipo del monovolumen EQV, que ya se fabrica en la factoría de Mercedes-Benz en Gasteiz. (Harold CUNNINGHAM | AFP)
Un prototipo del monovolumen eléctrico EQV, que ya se fabrica en la factoría de Mercedes-Benz en Gasteiz. (Harold CUNNINGHAM | AFP)

«El cambio hacia el vehículo eléctrico está ganando velocidad, especialmente en el segmento del lujo, al que pertenece Mercedes-Benz. El punto de inflexión se está acercando y estaremos listos a medida que los mercados cambien hacia las ‘cero emisiones’ a finales de la década», ha indicado este jueves el consejero delegado de Daimler y Mercedes-Benz, Ola Källenius.

Para alcanzar esa meta invertirá más de 40.000 millones de euros entre 2022 y 2030. Todas las plataformas que lance a partir de 2025 serán eléctricas y para ese año tiene previsto comenzar con tres: una para automóviles de tamaño mediado y grande, otra para vehículos de alto rendimiento, y una tercera para furgonetas ‘cero emisiones’.

Además, el fabricante alemán planea instalar ocho gigafactorías para producir celdas de baterías en todo el mundo junto con sus socios comerciales, pero no ha precisado ni su localización ni los plazos de ejecución. Esto se suma a la red ya planificada de nueve plantas dedicadas a la fabricación de sistemas de baterías.

Daimler ha reivindicado que en la actualidad ya tiene capacidad para producir vehículos eléctricos en masa y el año que viene ya fabricará hasta ocho modelos ‘cero emisiones’ en siete plantas ubicadas en tres continentes.

«Productos atractivos»

En paralelo, sus inversiones en motores de combustión y tecnologías híbridas enchufables se reducirán en un 80% entre 2019 y 2026. Mercedes-Benz espera vender hasta un 50% de modelos híbridos enchufables o eléctricos para 2025.

«Nuestro principal deber en esta transformación es convencer a los clientes de que hagan el cambio con productos atractivos. Para Mercedes-Benz, la berlina eléctrica EQS, su buque insignia pionero, es solo el comienzo de esta nueva era», ha comentado Källenius.

En setiembre del pasado año, la planta de Gasteiz, donde la multinacional alemana mantiene la fabricación mundial de las furgonetas Vito y Clase-V, comenzó a producir el EQV, que presentó como el primer gran monovolumen eléctrico fabricado en serie en el mundo.