Budimir apunta a estar disponible para el derbi de Mendizorrotza de este próximo sábado

Ante Budimir ya trabaja con el resto de sus compañeros y apunta a que estará disponible para Jagoba Arrasate de cara al derbi de este próximo sábado en Mendizorrotza, esta vez con opciones de contar con minutos.

Contar con la efectividad anotadora de Budimir facilitaría que Osasuna vuelva a salir bien parado de Mendizorrotza. (Idoia ZABALETA/FOKU)
Contar con la efectividad anotadora de Budimir facilitaría que Osasuna vuelva a salir bien parado de Mendizorrotza. (Idoia ZABALETA/FOKU)

Coincidiendo con el regreso al trabajo de la plantilla osasunista tras el varapalo frente al Valencia, Ante Budimir ya ha disputado el partidillo con sus compañeros en el final de la sesión matinal de Tajonar, lo que hace presagiar que, ahora sí, el atacante balcánico esté a plena disposición de Arrasate.

El ariete croata entró en lista de convocados frente al conjunto che, pero su técnico no quiso arriesgar con él –sabedor de que todavía no estaba plenamente repuesto de sus problemas físicos–, por lo que no dispuso de ningún minuto en la primera derrota de la escuadra navarra en la presente temporada.

Budimir se ha unido al resto del plantel en el partido de fútbol en el último tramo del entreno. Previamente, ha trabajado por su cuenta, mientras sus compañeros han llevado a cabo ejercicios de activación y técnica, además de acciones ataque-defensa.

El técnico de Berriatua ha puesto especial énfasis en esta última cuestión, habida cuenta de que fue uno de los principales déficits que propiciaron el duro golpe que recibieron sus pupilos por parte del Valencia, en una segunda mitad en la que carecieron de contundencia atrás y en algunos marcajes individuales.

La presencia de Budimir, un futbolista que ya dejó patente su enorme efectividad durante el curso pasado, lo que propició que Osasuna realizase el mayor desembolso de su historia, aumentaría las opciones ofensivas de un Osasuna al que últimamente le sienta de cine visitar Mendizorrotza.

Estadística favorable en Gasteiz

El conjunto rojillo ha encadenado tres victorias consecutivas en sus otras tantas más recientes visitas y aspira a que la racha no se corte ante un Alavés que no ha comenzabo la campaña como seguramente deseaba, sin haber sumado todavía y ocupando el farolillo rojo de la tabla.

Con la recuperación de Budimir, la única preocupación ahora mismo en la enfermería rojilla es el estado de Kike Barja, uno de los futbolistas más en forma durante las tres primeras jornadas y quien precisamente anotó la última diana navarra en el feudo babazorro el pasado 27 de febrero, dando tres puntos de oro a su equipo.