«Siguieron el camino del tren, se sintieron cansados y se tumbaron en las vías»

El migrante que salvó la vida en el accidente en Ziburu ha declarado que querían evitar los controles y buscaron cobijo en una vía férrea poco iluminada. El cansancio les pudo y pernoctaron sobre las vías. El primer tren de la mañana arrolló al grupo causando la muerte de tres personas.

Ofrenda floral, esta tarde, ante la estación de Donibane Lohizune, en homenaje a las víctimas del dramático accidente. (Guillaume FAUVEAU)
Ofrenda floral, esta tarde, ante la estación de Donibane Lohizune, en homenaje a las víctimas del dramático accidente. (Guillaume FAUVEAU)

El migrante que escapó al accidente en que fallecieron tres ciudadanos, de origen argelino como él mismo, ha declarado a la Policía que investiga el accidente querían evitar los controles en carretera por lo que optaron por cobijarse en una vía férrea poco iluminada, informa France Bleu Pays Basque.

El cansancio les pudo y pernoctaron sobre las vías. No se apercibieron a tiempo de la llegada de tren, que arrolló al grupo causando la muerte de tres personas y heridas graves a una cuarta.

Una breve declaración porque el estado de salud del superviviente al accidente sigue siendo grave. La emisora ha dado cuenta, esta noche, de las explicaciones dadas por esa cuarta persona, que sobrevivió al mortal atropello ocurrido el martes por la mañana en un tramo de vía férrea entre Ziburu y Donibane Lohizune.

Esta persona ha confirmado que trataban de evitar los controles y se refugiaron en una zona de la vía férrea poco iluminada.

Por la noche no hay servicios de trenes, ya que el último convoy pasa a las 22.30 y no hay otro servicio hasta la mañana siguiente.

De hecho el tren que atropelló al grupo, causando la muerte a tres personas, como él mismo de origen argelino, era el primero del día.

El fatal accidente se produjo a las 4.59, a unos 500 metros de la estación de tren de Donibane Lohizune.

Seguir la vía férrea debía servir además al grupo para no perderse, ya que su intención era tomar en algún momento un tren. El herido ha explicado que se sintieron muy cansados y que por eso decidieron tumbarse sobre las vías a descansar.

La Fiscalía confirmó el mismo martes la nacionalidad argelina de los cuatro hombres, con edades comprendidas entre los 21 y los 40 años. El procurador Jerôme Bourrier se ha puesto ya en contacto con el consulado del país de origen, cara a proceder a la identificación formal.

Este miércoles por la tarde las asociaciones de apoyo a migrantes han llevado a cabo un acto, ante la estación de Donibane Lohizune, en el que han llevado a cabo una ofrenda floral de homenaje a las víctimas y han demandado a las autoridades vías seguras para los migrantes.