NAIZ

La Fiscalía cambiará la acusación contra Aristrain tras una liquidación de Hacienda

La Fiscalía y la Abogacía del Estado cambiarán su acusación de fraude fiscal contra el empresario guipuzcoano José María Aristrain, tras una reciente liquidación de la Agencia Tributaria que favorece «de forma evidentísima al acusado».

Aristrain ocultó supuestamente sus acciones de Arcelormittal en Luxemburgo. (Monika DEL VALLE/FOKU)
Aristrain ocultó supuestamente sus acciones de Arcelor Mittal en Luxemburgo. (Monika DEL VALLE/FOKU)

La Fiscalía de Madrid y la Abogacía del Estado han anunciado este miércoles que «lo más normal» es que modifiquen su acusación por presunto fraude fiscal contra el empresario siderúrgico guipuzcoano José María Aristrain, tras una reciente liquidación de la Agencia Tributaria que favorece «de forma evidentísima al acusado».

Así lo ha expresado a la sección segunda de la Audiencia Provincial de Madrid la representante del Ministerio Público, que hasta ahora pedía para Aristrain 64 años de prisión y 1.190 millones de euros de multa por un supuesto fraude fiscal de 211 millones cometido entre 2005 y 2009.

Aristrain fingió supuestamente su residencia en Suiza y ocultó sus acciones de Arcelor Mittal en Luxemburgo.

La Fiscalía, que ha renunciado al testimonio de cuatro testigos, incluida la mujer del empresario, ha explicado durante el trámite de cuestiones previas que la Agencia Tributaria remitió, en la tarde de este martes, una nueva liquidación tras levantar el velo de una de las sociedades implicadas.

En la práctica, esto supone que lo que antes computaba como Impuesto de Sociedades pase a Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), vía utilidades.

Se trata de International Restoration Cars Limited (IRC), domiciliada, según el escrito de acusación, en las Islas Vírgenes Británicas, que habría corrido con los «gastos de adquisición y mantenimiento del chalet en Suiza del que trapaceramente (Aristrain) fingía tener su domicilio, del yate de recreo, de los coches de lujo y de otros gastos personales».

Solo por ello, la Fiscalía pedía 24 años de prisión por presuntos delitos sobre el Impuesto de Sociedades entre 2005 y 2009, y una multa total de unos 410 millones de euros. Sin embargo, tras la respuesta de Hacienda, ha dicho que, una vez que los peritos ratifiquen su informe ante el tribunal, «lo más normal es que retire su acusación contra Aristrain como administrador de esta sociedad».

Un extremo al que se ha unido la Abogacía del Estado, que ha insistido en que «una vez que se practique la prueba, cabe la posibilidad de que se retire la acusación respecto a IRC».

Aun así, la representación legal de la sociedad ha solicitado que se declare la prescripción de estos presuntos delitos, entre otras razones porque «no es una retirada de acusación, sino que va más allá y amplía la base del señor Aristrain».

Además, los denominados ‘Papeles de la Castellana’ difundidos en 2016 apuntaban a que la familia Aristain, ligada a la siderurgia y una de las grandes fortunas del Estado español, guardaría 19 millones de euros en una cuenta suiza, mientras que el total de lo ocultado en paraísos fiscales ascendería a 50 millones de euros.

Doble imposición

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Madrid ha retomado la vista casi dos años después de suspenderla para estudiar nueva documentación y tras elevar el caso, sin éxito, a la Audiencia Nacional.

En esta ocasión, la defensa de Aristrain, que ejerce el abogado Ignacio Ayala, ha alegado la falta de jurisdicción de las autoridades estatales, y ha recordado que «Suiza se dirigió a España diciéndole que es exclusivamente contribuyente suizo».

Ayala ha rechazado así la simulación de residencia que las acusaciones achacan al empresario, y ha recalcado que la Administración de aquel país mantiene activo el convenio de no imposición y un procedimiento amistoso que el Estado español, en cambio, no reconoce.

Dado el estado de salud de Aristrain, ha solicitado que, tras su interrogatorio, se le permita ausentarse de las sesiones hasta la última palabra ya que sus médicos no le recomiendan «que se someta a situaciones de estrés continuado».

La vista continuará el jueves, con la resolución del tribunal sobre las cuestiones previas y la declaración del propio Aristrain.