La Real mantiene el liderato tras sufrir para aguantar el empate en el feudo del campeón

Los donostiarras se han adelantado con su dupla escandinava, primero Sorloth y luego Isak, pero el Atlético de Madrid ha conseguido igualar el marcador con un doblete de Luis Suárez, el segundo tras un penalti que deja muchas dudas (2-2).

Este libre directo de Isak suponía en ese momento el 0-2 para la Real. (JAVIER SORIANO / AFP)
Este libre directo de Isak suponía en ese momento el 0-2 para la Real. (JAVIER SORIANO / AFP)

La Real ha sumado esta noche en el Wanda Metropolitano un punto que la mayoría firmaba de antemano, más después de haber tenido otro partido de la máxima exigencia 72 horas antes en Austria, pero que de primeras sabe a poco después de haber marchado 0-2 en el marcador.

Durante una hora, los donostiarras han convertido al Atlético en un equipo que tenía el balón pero no sabía que hacer con él. Luego, entre el desesperado arreón local, el cansacio visitante y la intervención del colegiado de turno, han llegado las tablas.

A pesar del poco tiempo disponible para preparar el encuentro, Imanol tenía claro su libreto, con un cambio de dibujo (5-3-2) que dejaba toda la banda para los laterales, Gorosabel por la derecha y el también diestro Zaldua por la izquierda, ante las bajas de Aihen, Monreal y Rico.

Guevara, Merino y Silva pilotaban la nave, con la dupla nórdica Isak-Sorloth arriba. Seis minutos han tardado los cuatro últimos en romper la zaga colchonera. Robo de balón y combinación al primer toque para dejar solo ante Oblak al noruego, que no ha desaprovechado el caramelo para estrenar su cuenta goleadora con la camiseta blanquiazul (0-1, m.6).

Los locales tenían la posesión y el territorio, pero esta Real ya no es ese equipo que sufría lo indecible sin balón, y además no tiene problemas en atraer la presión alta del rival para salir tocando y buscarle las cosquillas. El Atlético lo probaba de lejos con poca puntería, mientras que Silva, tras pared con Sorloth, se topaba con el meta rojiblanco.  

Tras el descanso los de Imanol han salido mandones, y han doblado la ventaja con un libre directo de Isak en el que Oblak se ha comido el bote del balón (0-2, m.47).

Reacción local

El encuentro se ponía cuesta abajo, pero el Atlético es por algo el vigente campeón de Liga. Simeone se la ha jugado dejando solo a tres atrás y su equipo ha embotellado a una Real que se iba quedando sin gasolina.

A falta de media hora para la conclusión, ese zorro del área llamado Luis Suárez ha buscado el hueco justo a la espalda de Le Normand para cabecear a la red un centro perfecto de Joao Félix (1-2, m.60). El charrúa tiene casi pinta de delantero de torneo de futbito interbares, pero se las sabe todas.

Y más si se topa con la colaboración del habitual invitado en este tipo de escenarios, en este caso apellidado Munuera Montero, que tras consultar el VAR no ha tenido dudas en pitar un discutible penalti de Merino sobre el uruguayo –de haber contacto parecía muy leve, pero Suárez ha caído como si le hubiera fulminado un rayo–, transformado por él mismo (2-2, 76’).

No ha hilado tan fino el del silbato cinco minutos después en el otro área, cuando un disparo de Portu –que esta noche ha cumplido cien partidos con la Real– golpeaba en el brazo de un defensor rojiblanco.

Los locales apretaban y la Real achicaba balones, sin poder enganchar una contra ganadora. Los donostiarras han dado otra lección de coraje y gen competitivo y han aguantado el punto, que les permite seguir su larga racha invictos y les mantiene como líderes en solitario. Que dure. El jueves más, esta vez en Vigo. Datos del partido y clasificaciones