NAIZ

Ecologistas bloquean parte de la pista del aeropuerto de Berlín

Militantes del grupo ecologista radical Última Generación han irrumpido este jueves en el aeropuerto de Berlín y bloqueado parte de la pista de despegue, según han mostrado en una emisión en directo.

Activistas en la pista del aeropuerto de Berlín.
Activistas en la pista del aeropuerto de Berlín. (Última Generación)

Como ocurrió ya hace unas semanas en Amsterdam en una acción que acabó con 200 detenidos, en esa ocasión en denuncia de los vuelos privados, una protesta ecologista ha bloqueado este jueves parte de la pista del aeropuerto de Berlín. Ha corrido a cargo de miembros del grupo ecologista Última Generación.

El propio grupo ha explicado en sus cuentas de redes sociales que varios militantes se han pegado a la pista mientras que otros daban vuelta por ella en bicicleta impidiendo así el tráfico aéreo.

El grupo exige en una pancarta al abaratamiento del transporte público así como la introducción de un límite de velocidad en las autopistas alemanas.

En sus redes sociales el grupo dice que se necesita un transporte público más barato en lugar de vueltos en jet privado desde aeropuertos subvencionados.

Otros grupos han bloqueado además una vía arteria en el céntrico barrio de Prenzlauer Berg.

Citan a Schäuble

En un comunicado, el grupo defiende sus acciones y cita algunas personalidades que, según ellos interpretan, han mostrado comprensión con ellas, entre ellos el expresidente del Bundestag y exministro de Finanzas Wolfgang Schäuble.

«Los jóvenes tienen razón. Sin su presión el Gobierno se movería más lentamente en cuanto a la lucha contra el cambio climático», reza el comunicado de Última Generación, parafraseando a Schäuble.

No obstante, la declaración de Schäuble no se refiere concretamente a las acciones de Última Generación sino en general a las protestas de grupos juveniles, entre ellos otros mucho menos radicales en sus procedimientos como Fridays for Future.

El comunicado de Última Generación cita también al juez Michael Hassemer que ha dicho que la crisis climática y la falta de acciones contra ella tiene consecuencias tan graves que se justifican medidas excepciones y que hay que aceptar incluso violaciones de la ley.

«El que sea necesario ejercer esta presión, el que ciudadanos normales tengan que arriesgarse a pasar semanas en la cárcel para que el Gobierno reaccione es algo que consterna», dijo la portavoz de Última Generación, Aimeé van Baalen.

El comunicado en que se defiende el bloqueo al aeropuerto dice que el avión no es un medio de transporte normal para ciudadanos normales y señala que cerca del 80 por ciento de la población mundial no lo ha usado nunca.