Un acercamiento tuitero entre víctimas
NAIZ+|2018/02/10 17:59
Biktimak-txioak
Encuentro entre víctimas en Twitter.

Haritz Aranburu inició este viernes un hilo en Twitter que ha tenido una gran difusión; tanto los reuits como los fav se cuentan por miles. En él, recuerda la memoria de su padre, Eugenio Aranburu, que se suicidó tal día como hoy cuando lo fueron a detener por ser miembro de la mesa nacional de HB.


Primer tuit del hilo de Haritz Aranburu. El hilo aquí

Aranburu subrayaba que el hecho de perder a su padre de esa manera «no hace que cierre los ojos ante otros sufrimientos» y tras citar «el sufrimiento de quien miraba debajo del coche» o de quienes «han perdido gente en un atentado» sentenciaba que «no necesito que nadie reconozca mi dolor para sentir y hablar sobre el dolor de otra gente». El joven vizcaino sigue su hilo diciendo que «el sufrimiento en este pueblo ha sido enorme y bidireccional» y que aunque no espera ser reconocido como víctima tampoco lo necesita, «sueño con una sociedad reconciliada». La sentencia en el último tuit del hilo, «Ojalá llegue el día en el que el sufrimiento no se afronte desde el «yo también he sufrido», sino desde el «entiendo y respeto tu dolor».

Su relato tuvo un giro no previsto al entrar en la conversación una tuitera que añadió su propio relato. «Yo tenía quince años cuando mi padre tuvo que dejar Euskadi para no seguir mirando debajo del coche. Siempre he pensado que había víctimas en ambos lados. Sigo volviendo cuando puedo y he crecido sin rencor y con mucho amor por tu tierra. Un abrazo». El propio Haritz respondió a esta: «Joder, lo siento mucho. Cuánta dignidad en tus palabras. El más grande de los abrazos!».

Una conversación inesperada que provocó la reacción de gratitud de varios tuiteros como este que les escribió diciendo que «puede que, sin saberlo, acabéis de escribir uno de los hilos más bonitos de la historia de Twitter».

El hilo sigue difundiéndose a esta hora muchísimo y esta tarde la conversación se ha repetido, en este caso con otro Aritz, Landaburu: «Tenía 18 años cuando a mi Aita casi lo matan... yo tuve suerte... no conocía tu historia pero he sentido gran empatía hacia ti... yo también he vivido sin odio ni rencor y eso es gracias a mis padres... te mando un gran abrazo tocayo».

Muchos tuiteros han agradecido la conversación entre diferentes víctimas, como @imugaa: «Sois un jodido ejemplo para muchos políticos y trileros de la memoria. Zorionak a ambos»

HERRI INFORMAZIOA