Una caricatura de Tasio sobre el plan fallido de invasión de Venezuela, elogiada por Maduro

Dicen que el humor no tiene fronteras y, si encima es inteligente, su capacidad comunicativa desborda cualquier límite. Ha sucedido con una caricatura de Tasio, dibujante de esta casa durante muchos años –también estas semanas– que ha merecido los elogios del presidente venezolano, Nicolás Maduro, a cuenta de reflejar con picardía el abortado intento de invasión de aquel país por una cuadrilla de mercenarios.

Natxo MATXIN|2020/05/11
Loading player...

«Hay una caricatura muy buena, en la que sale un pescador y que se está viendo en todo el mundo, es de un dibujante vasco». Así se ha referido el presidente venezolano, Nicolás Maduro, a la ilustración realizada por Javier Etayo –más conocido como Tasio– en la que se ve a un pescador de la región de Chuao con un mercenario prendido de su caña.

La imagen, directa y sencilla de entender, explica de un vistazo cómo los habitantes de esa zona venezolana, en especial sus pescadores, abortaron hace apenas unos días un intento de invasión del país por parte de mercenarios de diversas nacionalidades, quienes fueron detenidos casi inmediatamente después de poner pie en tierra mediante dicha respuesta popular.

El autor del dibujo se ha visto gratamente «sorprendido e ilusionado» no solo por el reconocimiento del máximo mandatario de Venezuela, sino por el recorrido que a través de las redes sociales y otros medios ha tenido su obra a nivel mundial. «Se ha hecho prácticamente viral en Venezuela y en otras partes del mundo», admite Tasio.

Lo cierto es que el dibujante navarro mantiene una estrecha relación con el país sudamericano. «Todo viene de hace apenas un año cuando junto a un amigo, Jon Metauten, estuvimos en el Foro de Sao Paulo y desde la revista “4F” se me ofreció la posibilidad de colaborar con mis viñetas en esta publicación», relata.

Desde entonces, el contacto ha sido fluido, con el envío semanal de una o dos ilustraciones, además de la participación en cartelería e incluso la realización de videos. «En los tiempos que corren, el valor de una viñeta es todavía mayor, en cuestión de segundos ya está por todo el mundo», explica Tasio, quien ya está acostumbrado a que sus ácidas obras generen una repercusión que trasciende a Euskal Herria.

Como ya explicase en una entrevista a cuenta de su retirada profesional de hace casi un año, incordiar allá donde sea necesario seguirá siendo su principal objetivo vital. Y, a decir verdad, lo ha conseguido una vez más.