La lluvia y un toro rezagado, los alicientes de un encierro sin heridos por asta
2018/07/08

La lluvia y el hecho de que hoy fuera domingo hacían presagiar un encierro peligroso. No obstante, la bajada en la afluencia de gente ha permitido una carrera más tranquila de la esperada, con apenas tres heridos, ninguno de ellos por asta de toro.