Instituciones y organizaciones vascas preparan dispositivos para acoger a migrantes del ‘Aquarius’

Instituciones y organizaciones sociales vascas están preparando los dispositivos necesarios para la posible acogida de parte de los 629 migrantes del barco ‘Aquarius’, mientras que el Gobierno de Iñigo Urkullu ha lamentado la «falta de respuesta» de las instituciones europeas ante esta problemática de carácter humanitario. 

NAIZ|GASTEIZ|13/06/2018 13:38|11 commentaires
20180613-comision-aquarius
Reunión en Gasteiz de la Comisión Interinstitucional-Social. (IREKIA)

El secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación de Lakua, Jonan Fernández, ha informado de los trabajos que se están llevando a cabo para «dar respuesta a la exigencia humanitaria» que plantea el ‘Aquarius’, un «imperativo humanitario» al que «se debe responder» y espera que esta acogida genere un «aldabonazo en Europa que remueva las inercias y falta de respuesta que plantean las instituciones europeas y muchos de los Estados europeos».

Fernández ha hecho estas declaraciones tras participar en Gasteiz en la reunión de la Comisión Interinstitucional-Social para la acogida e integración de personas refugiadas formada por representantes de diferentes departamentos del Gobierno de Lakua, diputaciones, Eudel, las capitales de la CAV así como por CEAR, Cruz Roja, ACCEM, MPDL, Cáritas y Fundación Ellacuría.

Según ha explicado, Lehendakaritza ha acogido la novena reunión de esta Comisión Interinstitucional-social, y tras recordar que estos encuentros se celebran desde enero de 2017, ha destacado que se trabaja «de manera constante» sobre esta materia y «no solo a golpe de espasmo o de interés» por circunstancias como las que rodean a la embarcación ‘Aquarius’, que navega hacia València tras rescatar en el Mediterráneo a 629 inmigrantes y refugiados.

«Venimos trabajando desde hace tiempo, de manera estable, y seguiremos haciéndolo pero también respondemos a este tipo de situación», ha insistido.

Fernández ha explicado que Lakua quiere «dar respuesta a la exigencia humanitaria que plantea el caso del ‘Aquarius’», que supone un «imperativo humanitario» al que se debe responder.

Además, ha defendido que con la respuesta que se está articulando desde el Estado y en la CAV «se tiene que generar un aldabonazo en Europa que remueva las inercias y falta de respuesta que se plantean desde las instituciones europeas y desde muchos de los Estados europeos».

También ha subrayado la necesidad de actuar «con mucha cautela y sobriedad en momentos como estos» porque «es muy poca la información de la que se dispone y muy fragmentada». «Son muchas las incertidumbres que están abiertas», ha señalado antes de recordar que la CAV ya ha mostrado al Gobierno español su disposición a acoger al menos un 10% de las personas del ‘Aquarius’.

Por ello, ha explicado que esta Comisión Interinstitucional-Social ha decidido trabajar simultáneamente con tres escenarios posibles. El primero de ellos será preparar la respuesta necesaria para el supuesto de que se reciba a un grupo grande en un plazo corto de tiempo, lo que implica habilitar dispositivos de vivienda y de acogida inmediata.

En segundo lugar, trabajan con la posibilidad de que la llegada sea «escalonada y con grupos pequeños», lo que supone preparar otros dispositivos de acogida inicial, teniendo en cuenta las posibilidades que hay en cada herrialde y en los distintos municipios.

El tercer escenario con el que trabajan es la necesidad de dar respuesta a situaciones de emergencia humanitaria o situaciones de personas que presentan casos de «especial necesidad» de asistencia sanitaria, sicológica o de otro tipo, lo que requiere tener preparados diferentes recursos –de los que ya se dispone– para su llegada.

INFOS ASSOCIÉES