07/11/2018

Otegi ve que la sentencia del TEDH amplía la sonrisa de cara al futuro

«Nadie nos devolverá estos seis años y medio de prisión. Pero durante el juico le dijimos a nuestro pueblo: ‘sonreíd porque este pueblo va a alcanzar sus objetivos’ y hoy es evidente que nuestra sonrisa es más amplia». Así reaccionó Arnaldo Otegi a la sentencia del TEDH que confirma que «los cinco de Bateragune» no tuvieron un juicio justo.

Iñaki IRIONDO|GASTEIZ
1107_eg_arnaldo_2

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, participa desde ayer en el Parlamento Europeo, en Bruselas, en unas jornadas organizadas por GUE-NGL, el partido de izquierdas europeo, sobre el auge de la ultraderecha y el fascismo en Europa y la búsqueda de soluciones desde la izquierda. Y allí fue donde recibió la noticia de que el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo había sentenciado por unanimidad que tanto él como Rafa Díez, Sonia Jacinto, Miren Zabaleta y Arkaitz Rodríguez fueron víctimas de un juicio injusto.

Conocido el fallo, Otegi compareció ante la prensa acompañado de la portavoz del grupo de GUE-NGL, Gabriele Zimmer, del Die Linke alemán y representantes de ERC, Sinn Féin y S&D. Inició su valoración recordando que «hace diez años se produjo una operación policial, judicial y política contra determinados militantes de la izquierda independentista vasca», cuyo objetivo era «impedir su apuesta por las vías políticas y democráticas». Y sostuvo que «para poderla hacer se construyó una acusación falsa, un relato que no era veraz, y se dio cobertura a un operación de Estado contraria a la paz». No dejó pasar la oportunidad de apuntar que «aquella operación policial se desarrolló bajo un gobierno del PSOE».

A su entender, la sentencia del TEDH desmonta toda aquella operación y corrobora el relato de la izquierda independentista.

Arnaldo Otegi trajo a la memoria una de las frases que dejó aquellas sesiones en la Audiencia Nacional. «Nadie nos devolverá –dijo– estos seis años y medio de prisión. Pero durante el juicio le dijimos a nuestro pueblo: ‘sonreíd porque este pueblo va a alcanzar sus objetivos’ y hoy es evidente que nuestra sonrisa es más amplia».

Perdió a su madre en la cárcel

En una síntesis de reflexión personal y política, Arnaldo Otegi rememoró que mientras estaba en prisión, tras un juicio que ahora se dictamina injusto, murió su madre, de la que dijo que durante el franquismo solía ir a la prisión del Dueso (donde cuando falleció estaba preso Rafa Díez) a visitar a sus hermanos republicanos y luego tuvo que ir a otras cárceles a visitarle a él, lo que también cree que tiene una lectura política.

Para Otegi, la sentencia del TEDH viene a constatar que en el Estado español no hay democracia, porque sin tribunales justos e imparciales no puede haberla. Se refleja «como lo que es, un estado autoritario y antidemocrático.

Aseguró, en todo caso, que «no estamos aquí para regodearnos en la sentencia sino para hacer una reflexión responsable: hace falta una verdadera ruptura en el Estado español y la instalación de un régimen verdaderamente democrático en términos sociales y nacionales». Invitó al Estado a reflexionar sobre ello, en lugar de seguir apostando por la fuerza como hace en Catalunya.

Recuerdo a otros presos

Precisamente, Arnaldo Otegi quiso tener una mención para «los presos políticos catalanes, que se enfrentan también a estos tribunales y a un relato que no es veraz». Mostró su esperanza de que «esta sentencia contundente del TEDH tenga algún tipo de condicionamiento para que la injusticia que se está cometiendo con ellos y ellas sea también reparada».

Y el coordinador general de EH Bildu también puso sobre la mesa su «recuerdo especial» para «los miles de compatriotas que han pasado por ese tribunal de excepción y un recuerdo para los presos políticos vascos».

Otras reacciones

Conocida la sentencia, el lehendakari de la CAV, Iñigo Urkullu, tras recordar que desde el principio estuvo en contra de las detenciones y encarcelamientos, afirmó que «ha llegado el momento en el Estado español de que profundicemos en una reflexión sobre lo que ha podido ser la perversión de la utilización de la Justicia para condicionar la vida política».

La lehendakari de Nafarroa, Uxue Barkos, declaró por su parte que «no es la primera vez que la Justicia española soporta un varapalo» y dijo esperar que «ojalá fuera la última».

El PNV aseguró que con la sentencia llega la hora de que «la Administración de Justicia española acometa una profunda renovación de sus estructuras, funcionamiento y criterios de selección para equiparar sus actuaciones a los estándares procesales europeos en defensa de los Derechos Humanos».

Pablo Iglesias, líder de Podemos, declaró que «es una mala noticia para la democracia española que los tribunales europeos vuelvan a decir que no estamos cumpliendo los estándares de procedimiento a nivel europeo. Es grave que esto ocurra y espero que PP y Cs no salgan diciendo que también el tribunal de Estrasburgo es proetarra».

ELA aseguró que la sentencia es consecuencia de «una justicia fanática, al servicio del pacto de Estado PP, PSOE y Ciudadanos».

LAB pidió «el fin de los juicios políticos y la libertad de las y los presos políticos, tanto en Euskal Herria como en Catalunya».

 

Ningún atisbo de autocrítica en el Gobierno, PSOE, PP y Cs

Tras admitir la legitimidad de la sentencia, el ministro de Interior español, Fernando Grande-Marlaska, aseguró que el TEDH no pone «en entredicho» la imparcialidad de la justicia española. También el PSOE defendió con «firmeza» y con «toda contundencia» a la justicia española. Desde el PP, Pablo Casado, afirmó que independientemente de que el tribunal de Estrasburgo dé la razón a Otegi por la parcialidad de una jueza, «todos sabemos lo que ha hecho Otegi, debería pedir perdón él». El portavoz de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, aseguró que un «error procedimental» no «blanquea» la figura del dirigente abertzale, al que ha definió como «una persona totalitaria que ha sido miembro de una banda terrorista». La AVT y Dignidad y Justicia pidieron al Gobierno español que recurra la sentencia.GARA

EL RESTO, HOY


Arkaitz Rodríguez, Miren Zabaleta, Sonia Jacinto y Rafa Díez, compañeros de banquillo de Arnaldo Otegi en este proceso, harán hoy su valoración pública de la sentencia.