25/05/2019

La renuncia de May abre la pugna por la sucesión tory y aboca a un Brexit duro

Theresa May anunció finalmente su dimisión ante la incapacidad de convencer a una mayoría parlamentaria de que apoye su acuerdo de salida de la UE. Su renuncia aumenta la posibilidad de un Brexit duro y abre la carrera por la sucesión en el Ejecutivo y en el partido, a la que ya optan varios candidatos, y el primero el exministro Boris Johnson.

GARA|LONDRES
0525_eg_brexit

Visiblemente emocionada, entre lágrimas y con la voz quebrada, la primera ministra británica, Theresa May, anunció su dimisión, reconociendo su incapacidad para sacar adelante el acuerdo negociado con Bruselas y dejando al Reino Unido bajo la amenaza de un Brexit brutal.

«Lo intenté tres veces, pero no fui capaz» afirmó frente a la puerta del número 10 de Downing Street, en referencia a las tres votaciones perdidas en el Parlamento. «Creo que era correcto perseverar incluso cuando las posibilidades de fracasar parecían altas, pero ahora me parece claro que por el interés del país es mejor que un nuevo primer ministro lidere ese esfuerzo», agregó.

Theresa May dejará el cargo el 7 de junio, tras recibir al presidente de EEUU, Donald Trump, quien visitará Gran Bretaña del 3 al 5. La semana siguiente comenzará el proceso para designar a su sucesor, que será nombrado antes del receso parla- mentario, el 20 de julio, pero la carrera ya ha comenzado. Y los primeros en lanzarse han sido el ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, y quien fue titular de la misma cartera, Boris Johnson, defensor de cortar claramente los puentes con la UE y que inmediatamente llamó al país y al Partido Conservador a «unirse y cumplir con el Brexit».

Si el fracaso de May aumenta la posibilidad de la salida abrupta, el liderazgo de Johnson la haría muy probable. Sobre todo, porque la UE no está dispuesta a renegociar el texto que la premier no logró que aceptaran euroescépticos ni proeuropeos.

Entre los conservadores, que han fustigado a May y obstaculizado su acuerdo hasta empujarla a la dimisión, llegaron los elogios. El propio Johnson destacó el «digno discurso» de la primera ministra y su «estoico servicio» a su partido y al país, pero llamó a prepararse para una salida no pactada y dejó clara su intención de que Gran Bretaña abandone la UE en octubre, «con acuerdo o sin él».

También Hunt alabó que May actuara con «determinación y coraje» en la «enorme labor» de llevar a cabo el Brexit.

Entre los dirigentes conservadores que se sumaron a los elogios, se encuentran algunos de los que presionaron a May con sus dimisiones, como Andrea Leadsmon o el exministro del Brexit Dominic Raab.

Corbyn pide elecciones

El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, opinó que la primera ministra ha hecho «lo correcto» pero reclamó a su sucesor que convoque elecciones anticipadas. En su opinión, May «ha aceptado lo que el país ya sabía desde hace meses», que «no puede gobernar» ni siquiera su propio partido, «dividido y desintegrado».

Corbyn consideró que el Parlamento está bloqueado y la formación gobernante «no ofrece ninguna solución», por lo que «lo último que necesita el país son semanas de lucha conservadora y otro primer ministro que no ha sido elegido». Por eso, instó al próximo líder tory a permitir que los británicos puedan decidir el futuro del país, lo que pasa por elecciones generales inmediatas.

Bruselas dice que no cambiará nada con otro primer ministro

Los líderes europeos mantuvieron su defensa del acuerdo del Brexit alcanzado con Theresa May. «Respetaremos al nuevo primer ministro», pero la dimisión «no cambiará en nada la posición adoptada por el Consejo Europeo», advirtió la Comisión Europea.

«El acuerdo no está abierto a la renegociación», insistió el primer ministro neerlandés, Mark Rutte. Entre los más alarmados, por la amenaza de que un Brexit sin acuerdo conlleve la reinstauración de la frontera en el norte de Irlanda, el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, quien alertó de que la situación puede ser «muy peligrosa» para la República irlandesa.

La canciller alemana, Angela Merkel, insistió en que Berlín seguirá trabajando por un «Brexit ordenado».GARA

STURGEON


La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, que llamó «hipócrita» a Boris Johnson por sus elogios a May, advirtió de que la dimisión «no resolverá el caos del Brexit que han creado los conservadores». A su juicio, este solo podrá solucionarse con otro referéndum, y pidió nuevas elecciones generales.