GARA
IRUÑEA

La fuerte caída del PIB en Nafarroa cuestiona previsiones optimistas

Si bien se daba por descontado que las estadísticas macroeconómicas del segundo trimestre del año iban a ser brutalmente negativas en casi toda Europa, sorprende que los gobiernos incidan en que lo peor ha pasado y en señalar que ya se observan indicios de recuperación. Es lo que sucedió ayer en Nafarroa al publicarse los datos sobre el PIB.

gara-2020-07-31-Noticia

El producto interior bruto (PIB) de Nafarroa se desplomó un 18,8% en tasa interanual durante el segundo trimestre de 2020. Esta caída, motivada por el impacto de la pandemia del coronavirus, representa, además, un 15,6% de bajada respecto a las cifras del primer trimestre.

Son datos que reflejan «una crisis sin precedentes con graves consecuencias económicas y sociales, además de sanitarias», tal como comentó ayer la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, en la rueda de prensa en la que presentó los resultados del informe del INE.

No obstante, quiso ver la botella medio llena cuando también resaltó que «la flexibilización de las restricciones a partir del mes de mayo contribuyó a mejorar los datos, aunque los valores se sitúan muy por debajo de su nivel pre-covid».

El Ejecutivo de María Chivite también hizo hincapié en que «las cifras navarras son menos acusadas» que las del conjunto del Estado, donde la caída interanual del PIB ha sido del 22,1%, y del 18,5% respecto al trimestre anterior, que también fue negativo, por lo que ha entrado en recisión oficialmente.

Lo que no comentó fue que las cifras navarras son bastantes peores que las medias europeas, ya que el PIB de la eurozona “solo” se desplomó un 12,1% en el segundo trimestre y el del conjunto de la UE, un 11,9%, siendo en ambos casos su mayor caída desde que comenzaron los registros en 1995, tal como informó ayer mismo Eurostat.

Menos ingresos

«En este escenario, el apoyo de las políticas públicas se plantea como una pieza fundamental para impulsar la reconstrucción», manifestó Saiz, sin precisar más. Además, advirtió de que «los rebrotes de las últimas semanas suponen un freno para la confianza y el consumo». Y no hay que descartar que esto tenga un reflejo en próximas estadísticas, ya que, por ejemplo, Alemania se sumó ayer a los países que recomiendan temporalmente no viajar a Nafarroa durante estas vacaciones.

Con otra perspectiva observa los datos ELA, que resaltó que el Gobierno navarro deberá hacer recortes por al menos 348 millones de euros si no se incrementan los ingresos mediante una mayor carga fiscal a las rentas más altas y se vuelven a «repetir las políticas austericidas».

El sindicato abertzale calcula que, con una caída de la economía de entre el 6,4% y el 9% a final de año, el PIB quedará entre 20.452 y 19.884 millones de euros, mientras que el déficit del 2,3% autorizado por el Estado, que puede ser revisado al alza, permite un endeudamiento de entre 457 y 470 millones. Y la caída de ingresos prevista es de 818 millones de euros.