Un centenar de personalidades se suman a la manifestación convocada por Sare para el día 14

Un centenar de personalidades de distintas sensibilidades han comparecido en Bilbo para mostrar su adhesión a la movilización del próximo 14 de enero por los derechos de los presos políticos vascos. «Nos une un único objetivo, que nuestra sociedad pueda avanzar hacia un escenario de paz y convivencia», han destacado Karmen Galdeano y Rosa Rodero que han ejercido de portavoces.

Agustín Goikoetxea @goikodeustu|BILBO|05/01/2017 11:38|11 comentarios
Sare
Una veintena de los firmanten han comparecido en Bilbo para mostras su adhesión a la manifestación convocada por Sare. (ARGAZKI PRESS)

Una veintena de personas, del centenar que han rubricado un documento de apoyo a la manifestación de Sare, han comparecido hoy en Bilbo para animar a la ciudadanía a que se sume con ellos a la reivindicación de que se dejen de violar los derechos más elementales de los presos y sus familias. Al frente, varias víctimas de la violencia como Karmen Galdeano, Rosa Rodero, Edurne Brouard y Ane Muguruza junto a caras conocidas de la política, los sindicatos, la cultura y el activismo social como Joan Mari Torrealdai, Iñaki Lasagabaster, Maite Aristegi, Txutxi Ariznabarreta, Xabier Oleaga, Juan Mari Olano, Andoni Txasko, Tontxu Campos, Ainhoa Etxaide, Javier Madrazo, Periko Ibarra, Paul Ríos, Daniel Arranz, Ramón Zallo, Jesús Uzkudun o Amaia Muñoa, entre otros.

Los presentes son parte del centenar de adhesiones a la marcha de Sare, lista en la que se encuentra el lehendakari Carlos Garaikoetxea, el trikitilari Kepa Junkera, el alpinista Juanito Oiarzabal, el pelotari Oinatz Bengoetxea,el dantzari Jon Maya, el pintor Xabier Morras, así como numerosos abogados, deportistas y bertsolaris. En nombre de todos ellos, Galdeano y Rodero han pedido que se respeten todos los derechos humanos, también de las personas presas.

Quienes han ejercido de portavoces han recordado que son víctimas de las diferentes violencias que se han venido ejerciendo en el país y al conocer el primera persona el sufrimiento, han incidido en que no quieren que ninguna persona vuelva a sufrir lo que ellas han padecido. Al igual que una mayoría social, han añadido que no desean que en su nombre «se continúe con una política, en este caso la penitenciaria, de carácter vengativo, que es claramente vulneradora de los derechos de las personas presas y con ellas, la de sus familiares y allegados».

«Más de cinco años después de que ETA decidiese unilateralmente poner fin a su actividad violenta, queremos elevar nuestra voz y trasladar al conjunto de la sociedad vasca, pero también a los partidos políticos e instituciones, nuestra denuncia ante una actitud política, que incide en la confrontación e impide de esta forma que los hombres y mujeres de nuestro pueblo den pasos hacia una convivencia que nos permita cerrar heridas y avanzar hacia la resolución y la paz», han manifestado.

Tras señalar que coinciden con la estrategia de la red ciudadana para acabar con la actual política carcelaria, han dicho que no van a estar callados. «No queremos permanecer en silencio, porque no queremos que nuestro silencio nadie pueda entenderlo como connivencia, con actitudes y políticas que nada tienen que ver con las ansias de paz; de reconstrucción de tantos puentes rotos y de mantenimiento de la confrontación», han advertido.

Por ello, porque no quierem que en su nombre nadie siga infligiendo «castigos injustos e inhumanos», han anunciado que estarán en Bilbo el sábado 14 de enero tras la pancarta con el lema ‘Euskal presoak Euskal Herrira. Giza Eskubideak. Konponbidea. Bakea’. «Pedimos tu apoyo –han enfatizado Galdeano y Rodero–. Tu presencia en esta manifestación. Porque entre todas y todos, sin olvidar el sufrimiento padecido por tantas violencias, tenemos que coadyuvar a ir cerrando la puerta al sufrimiento y abrirla a la esperanza y a la convivencia».

NOTICIAS RELACIONADAS