Admitida a trámite la querella de Hacienda contra Osasuna por el IRPF de 2013

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Iruñea ha admitido a trámite la querella interpuesta por la Hacienda Tributaria de Nafarroa contra Osasuna y exdirectivos del club rojillo por supuesto delito fiscal en relación con las retenciones e ingresos a cuenta del IRPF del ejercicio fiscal 2013.

Naiz|20/04/2017 14:26|0 comentarios
Edificiodehacienda
La Hacienda navarra reclama a Osasuna también el IRPF de 2013.

En el auto, que puede ser recurrido, el magistrado explica que la querella presentada por el Gobierno navarro el 21 de febrero se investigará en una causa diferente a la seguida en el Juzgado de Instrucción número 3 por otra querella de Hacienda, en ese caso por las cuotas de IVA de 2010 a 2013 y el IRPF del periodo 2010-2012.

En esta nueva causa, con el respaldo del Ministerio Fiscal, el juez destaca que son «delitos independientes» por tratarse de un ejercicio fiscal diferente, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Nafarroa.

Señala que, por tanto, «no existen razones específicas que exijan una investigación conjunta apreciándose en cambio que sucesivas acumulaciones cuando otras diligencias ya están avanzadas en su fase de instrucción dilataría sin duda el procedimiento inicial».

El magistrado, que ha acordado que se elabore un informe pericial sobre las retenciones e ingresos a cuenta del IRPF del ejercicio fiscal 2013 de Osasuna, ha dado un plazo de cinco días a las partes acerca de la solicitud del fiscal de que la instrucción de esta causa se declare «compleja y, por tanto, disponga de 18 meses para su instrucción».

La nueva querella admitida a trámite se ha interpuesto contra Osasuna y contra los dirigentes en esa época: el expresidente Miguel Archanco; los exdirectivos Juan Pascual, José Manuel Purroy, Sancho Bandrés, Manolo Ganuza, Txuma Peralta y José Luis Roldán; y el exgerente Ángel Vizcay.

Osasuna, que está imputado como persona jurídica en la causa de presunto delito fiscal por las cuotas de IVA de 2010 a 2013 y el IRPF del periodo 2010-2012, consignó hace diez días, el pasado 10 de abril, los 5,7 millones de euros que le reclama el Gobierno en este procedimiento, al entender que este depósito reducirá una posible sanción «al demostrar una voluntad de reparación del daño».

El club subrayó entonces su interés por «alcanzar un acuerdo con la Fiscalía y el Gobierno de Navarra», así como que seguía «pendiente de confirmar en qué cuenta de consignación se debe depositar» el importe de la ampliación de la denuncia por el IRPF de 2013, que asciende a 257.954 euros.