Exitosa cadena humana contra la incineradora en Donostia

Una cadena humana debía unir Onkologikoa con la Plaza Gipuzkoa, pero ha acudido más gente de la esperada por lo que más que una cadena ha sido una tremenda fila india. En algunos puntos incluso se han formado hasta tres filas de gente. En el acto central, una afectada de la incineradora de Valdemingómez (Madrid) ha lanzado un emotivo mensaje.

@belastegi|Donostia|2016/05/29 16:00
Loading player...

La cadena humana contra la incineradora de Zubieta que han realizado esta mañana en Donostia ha tenido tal éxito que en numerosos puntos ha sido imposible formar la cadena como tal, y la gente se ha limitado a aplaudir al testigo que pasaba frente a ellos en una bici. Se trataba de un mensaje escrito por los médicos de Onkologikoa que lo han metido en una caja y se lo han dado a un niño. Este niño se ha montado en una bici junto a otro que portaba la flor-molino de viento de colores representativo del movimiento antiincineración.

Subidos en la bici, el testigo ha llegado la Plaza Gipuzkoa donde el cantautor Mikel Karton y el grupo La Jodedera han tocado algunas canciones mientras esperaban a los manifestantes que estaban en puntos más alejados.

Tras ello, han leído el mensaje de los médicos que venía en la caja. «Tenemos muchas razones en contra de la incineradora, pero como somos médicos queremos subrayar una: las incineradoras son perjudiciales para la salud», ha comenzado la lectura de la mano del médico Xabier Mitxelena. A su vez, ha indicado que «no queremos que, por dejadez, se repita lo ocurrido con el amianto. De hecho, ahora muchas personas que han trabajado con amianto están muriendo de cáncer».

Para dar veracidad a esas palabras han contado con la presencia de Lara Perales, vecina de Rivas-Vaciamadrid, municipio madrileño a 4,5 kilómetros de la incineradora de Valdemingómez. Esta ha asegurado que antes no tenía ningún problema de salud, pero que poco después de poner en marcha la incineradora comenzó con problemas respiratorios que derivaron en 2014 en un cáncer de sangre, en un linfoma de Hodgkin.

«No soy la única con cáncer en mi comunidad. En mi bloque de diez viviendas somos diez; dos han fallecido y tres estamos en tratamiento con quimioterapia –ha contado–. Vosotros estais a tiempo de parar la incineradora de Zubieta, porque el peligro es real. La salud y el aire limpio es un bien común y no tienen ideología», ha gritado. Ha culminado reivindicado el fin de la incineración entre aplausos de apoyo y reconocimiento: «se acabó esta forma de gestionar los residuos, hay otras formas de hacerlo».

Tras este momento emotivo, Teresa Lopez de Munain, la conductora del evento, ha leido el manifiesto preparado por la organización en el que da razones contra la incineradora a la sociedad, a quienes gobiernan, a las empresas y a los particidos políticos y agentes sociales. «Esto termina, pero antes recordad que quien tiene cabeza no quiere una incineradora en su pueblo y quien tiene corazón no la quieren en el de nadie».