Ibon Iparragirre, enviado a Alcalá-Meco sin consulta médica ni visita familiar

El preso Ibon Iparragirre ha sido trasladado de la prisión de Zaballa (Araba) a la de Alcalá-Meco (Madrid) sin el reconocimiento médico que le iban a realizar en el Hospital de Txagorritxu y sin haber realizado la comunicación vis a vis con su familia que le correspondía, ha informado Etxerat.

Naiz|Ondarroa|2017/03/07 14:28|4 iruzkin
Iparragirre
Ibon Iparragirre fue trasladado a Ondarroa para acompañar los últimos minutos de su padre. (@uurruzuno)

El pasado viernes, Iparragirre fue trasladado desde Alcalá-Meco para poder visitar a su padre, que se encontraba en estado crítico. Eusebio Iparragirre falleció en la residencia Artibai de Ondarroa, con su hijo Ibon a su lado. Inmediatamente, Ibon fue trasladado a Zaballa.

Etxerat reclamó aquel mismo día que Iparragirre no volviera a ser alejado. El preso vizcaino se encuentra gravemente enfermo, padece infección por VIH estadio C-3 con importantes lesiones neurológicas: brotes convulsivos, alteraciones visuales, pérdida de memoria, pérdida de la noción espacio-temporal.

Por otra parte, su abogado cursó la petición para una comunicación vis a vis con su familia y se había establecido una cita para esta mañana en el Hospital de Txagorritxu para realizar un examen médico.

Sin embargo, Iparragirre no ha sido trasladado a Txagorritxu y su madre, al percatarse de que no le trasladaban para la consulta, ha llamado a la prisión de Zaballa, donde le han comunicado que ya no se encuentraba allí.

Etxerat ha denunciado esta nueva conculcación de los derechos de Ibon Iparragirre, y ha exigido «que le dejen en Euskal Herria, ya que en estos momentos tan duros es muy importante que sus familiares estén cerca de él, toda vez que es imprescindible que pueda recibir el tratamiento digno y adecuado que requiere su enfermedad».

Los familiares apuntan que este caso es un ejemplo de «la situación crítica en la que se encuentra el colectivo de presos gravemente enfermos», con «agresiones, tratos vejatorios durante el tratamiento, agravamiento de la enfermedad, no realización de reconocimientos médicos…».