Apoyo amplio y firme compromiso de Catalunya para decidir su futuro

El Kafe Antzokia de Bilbo se ha quedado pequeño para acoger el acto organizado por ANC de Euskal Herria para apoyar el referéndum de independencia de Catalunya en el que han tomado parte representantes políticos y sociales catalanes y vascos. Todos han confiado en que la voluntad popular hará posible que el 1-O sea una realidad.

@iraiaoiarzabal|BILBO|2017/09/02 14:50|42 iruzkin
Antzokia-assemblea
Acto celebrado en Bilbo en apoyo al referéndum de Catalunya. (Juanan RUIZ/ARGAZKI PRESS)

A poco más de una semana para la Diada y con la vista puesta en el referéndum de independencia de Catalunya del próximo 1 de octubre, ANC de Euskal Herria ha celebrado un acto de apoyo en Bilbo. En él han participado desde Catalunya el portavoz del Govern, Jordi Turull, el portavoz de ERC en el congreso español, Joan Tardà, y el presidente de la ANC, Jordi Sànchez. Junto a ellos, la portavoz de EH Bildu en el Parlamento de Gasteiz, Maddalen Iriarte, el del PNV, Joseba Egibar, y la portavoz de Gure Esku Dago Zelai Nikolas. Todos ellos han coincidido en el respaldo al proceso catalán y en la confianza de que el pueblo catalán podrá decidir su futuro.

Sin obviar los obstáculos que el Estado español intenta imponer al derecho a decidir, los representantes catalanes han incidido en la convición y el compromiso inequívoco de la mayoría parlamentaria y de las entidades soberanistas para que el pueblo catalán pueda votar. «Nos enfrentamos a un estado que ha optado por una respuesta autoritaria y no democrática. Más allá de demostrar perseverancia hay que demostrar que somos capaces de hacer todo bajo el mandato democrático y pacíficamente», ha declarado Tardà.

Turull, que ha incidido en varias ocasiones con un toque de humor en la «inestimable ayuda» del Gobiernos español para aumentar el anhelo independentista, ha afirmado que «vamos a ganar porque vamos a desbordar democráticamente. Allí donde no llegamos nosotros para fomentar la participación tenemos la ayuda del Gobierno español. Mucha gente va a ir por cuestión de dignidad; la gente ha perdido el miedo».

Ante la evidente expectación por lo que ocurrirá en las próximas semanas, el portavoz del Govern se ha mantenido discreto ante próximos movimientos de cara al referéndum. «Se harán los pasos que haya que hacer pero sin dar más pistas de las que tocan. Nos gustaría hacerlo de otra manera pero nos han situado aquí. El Estado español solo quiere la rendición y nosotros no estamos dispuestos».

Igualmente convencido se ha pronunciado el presidente de la ANC: «Se van a desmentir los deseos del Gobierno español. El 2 de octubre algunos van a tener un despertar muy amargo, aquellos que no querían que el 1 de octubre existiese», ha añadido Sànchez, que a recordado la labor que los últimos años vienen haciendo empujados por el deseo de los catalanes de decidir su futuro. Por ello, ha asegurado que el 1-O «va a ser un momento de consagración de la reconciliación de la ciudadanía con la clase política catalana».

En este sentido, Tardà ha constatado que en Europa no hay otro caso donde tres partidos tan diferentes como somos ERC, la CUP y PDeCAT hayan sido capaces de liderar un proceso como este. «Quizá conviene que se toma nota de ello», ha apostillado.

¿Y en Euskal Herria, qué?

Entre los representantes de Euskal Herria, ha quedado patente el apoyo al referéndum y el reconocimiento de la labor realizada tanto por la clase política catalana como por el movimiento popular. Iriarte y Egibar, si bien han discrepado en algunos aspectos relacionados con cómo debería encarar Euskal Herria la situación tras el 1 de octubre, han coincidido en la idea de que, al final, es imprescindible dar la voz a la ciudadanía.

«Tenemos que resetear nuestro pensamiento, nadie pensaría hace unos años que Catalunya estaría en este punto», ha expresado Iriarte. Asimismo, ha llamado a estar preparados para responder a posibles respuestar por parte del Gobierno español.

Egibar también ha confiado en que el 1 de octubre los catalanes acudirán a las urnas, pero ha matizado que no se hará como se hubiera deseado. Ante el empeño del Gobierno del PP por impedir el referéndum, ha advertido que «cuando un gobernante ignora una consulta no quiere conocer la verdad»

En esta línea, Iriarte ha recordado que han llevado al Parlamento junto a PNV y Elkarrekin Podemos algunas iniciativas en torno al derecho a decidir y en apoyo a Catalunya, aunque considera que deberían darse más pasos. «Si Catalunya se independiza y nosotros nos quedamos en España deberíamos hacer algo más que poner cara de tonto», ha declarado.

En respuesta a cómo afectará a Euskal Herria lo que ocurra en Catalunya y cómo habría que encarar la situación, Egibar ha apelado a las diferencias históricas entre PNV y la izquierda abertzale. «Tras pasar 40 años veo que las dos estrategias abertzales han chocado constantemente y saber confluir esas dos estrategias no pasará de un día para otro. Tendremos que sacar alguna lección de todo esto y tendremos que desarrollar un proyecto de país. Tenemos la obligación histórica y política de llegar a un acuerdo de mínimos con la izquierda abertzale sin eso no podemos ir hacia un nuevo estatus», ha afirmado.

Nikolas, por su parte, ha apelado a la movilización ciudadana para apoyar el derechoa decidir tanto en Catalunya como en Euskal Herria. También ha marcado cuestiones a su juicio imprescindibles para hacer posible un proceso soberanista: «La clase política catalana ha sabido responder a la ciudadanía mientras el Estado español se agarra a una legalidad antidemocrática. El proceso catalán ha demostrado su legitimidad. ¿Con qué legitimidad va a impedir el Gobierno el referéndum?». El acto ha finalizado con el llamamiento a la movilización, entre ellas la manifetación convocada para el 16 de setiembre en Bilbo.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK