2016/09/28

El PNV se inclina ya abiertamente por intentar un acuerdo con el PSE

Con señales directas o a través de las muestras de desconfianza hacia otras fórmulas, los principales dirigentes del PNV van anunciando su preferencia por el PSE como muleta de gobierno para los próximos cuatro años. Entre tanto, el partido de Idoia Mendia se lame las heridas del batacazo electoral y se deja querer.

I.BIZKARGUENAGA-I.IRIONDO|BILBO-GASTEIZ
0928_eg_urkullumendia

El PNV abrirá mañana con EH Bildu su ronda de partidos para evaluar cuáles son las posibilidades para lograr un gobierno «fuerte y estable». Y no parece que la principal preferencia de los jeltzales sea la izquierda soberanista. El presidente del EBB, Andoni Ortuzar –que junto al lehendakari Iñigo Urkullu forma la delegación de su partido– aseguró ayer que «tenemos derecho a estar con la mosca detrás de la oreja» con las ofertas y palabras de EH Bildu. Sostiene que en campaña estuvo haciendo «el paripé» para «moderarse, centrarse y mostrar una cara más amable», pero «en 72 horas han cambiado hasta en la forma de hablar y de vestirse». En las últimas palabras de Arnaldo Otegi, el presidente del EBB dice ver «más que una invitación al diálogo, un reto, de ‘o haces lo que yo digo o, si no, voy a ser la alternativa a la oposición’».

Puestas sobre la mesa las reticencias y desconfianzas hacia EH Bildu y visto que Elkarrekin Podemos se ha descartado ya a sí mismo para cualquier pacto con los jeltzales, los miembros del EBB no esconden su preferencia por seguir ligados al PSE como en estos últimos años.

Quizá la más clara fue la presidenta del BBB, Itxaso Atutxa, que entrevistada en “El Correo” señalaba lo positivos que han sido los pactos con el PSE en Bizkaia y aseguraba que los volvería a repetir. En “Deia” decía que «no hay un socio preferente, pero sí una relación más habitual con el PSE». Y añadía que «la prioridad que hemos marcado es el desarrollo económico y el empleo, lo que nos dista de lo que plantea EH Bildu».

Pero también el presidente del EBB dejó intuir su preferencia. Entrevistado en Radio Euskadi aclaró que en el proceso de conversaciones «no partimos de cero. Evidentemente, hay un acuerdo con PSE tanto en diputaciones como en los ayuntamientos, e incluso en el anterior gobierno había un pacto de estabilidad por el relanzamiento económico y el empleo, del que estamos satisfechos y no abjuramos». Luego matizaba que «el PSE tiene en su mano clarificar qué quiere en este nuevo momento político, de la misma manera que Bildu o el PP»,

Mendia se ve como freno

Apenas día y medio después de que acabara el recuento y con su partido todavía haciendo la digestión de los resultados, Idoia Mendia se remitió a lo que diga y haga PNV en torno a un eventual pacto entre ambas formaciones –«le toca mover», dijo–, pero dejó clara al mismo tiempo su «apuesta estratégica por la estabilidad en este país».

Señaló que «es el PNV el claro ganador de estas elecciones, y es a él a quien le corresponde asumir la responsabilidad de buscar acuerdos para garantizar la gobernabilidad del país, decir qué formula de acuerdos prefiere y sobre qué prioridades quiere establecer alianzas».

La secretaria general del PSE quiso, en todo caso, poner en valor los nueve escaños cosechados el domingo, señalando que son «clave para la gobernabilidad» y apostillando que «el socialismo vasco siempre estará a la altura de las circunstancias». Y avisó acto seguido de que «vamos a usar toda nuestra influencia para impedir que la política vasca se adentre en proyectos que dañen la convivencia entre ciudadanos».

Cita mañana en Ajuria Enea

El PNV anunció que quería iniciar la ronda de conversaciones esta misma semana y mañana tendrá lugar un primer encuentro con EH Bildu. Andoni Ortuzar llamó ayer a Arnaldo Otegi y las delegaciones de ambos partidos se verán en Ajuria Enea. El presidente del EBB estará en la ronda acompañado del lehendakari, Iñigo Urkullu. Junto a Arnaldo Otegi acudirán a la reunión las tres cabezas de lista en las elecciones: Miren Larrion, Jasone Agirre y Maddalen Iriarte.

El PNV anunció que irá a los encuentros con las prioridades de su programa, contrastadas además con un análisis de lo que sobre esos temas proponen sus interlocutores. A partir de ahí, un «folio en blanco» en el que poder anotar los puntos de coincidencia, que se tendrían en cuenta sin «prejuicios del pasado» sobre la base de las posiciones de cada partido.

Quizá por ello y en relación al vídeo del PSE sobre el euskara en la administración, la presidenta del BBB, Itxaso Atutxa, declaraba en “El Correo” que «todos nos podemos confundir en campaña. Pero me pareció escandaloso porque ellos han participado prácticamente en la totalidad de la redacción de la normativa. Estoy segura de que ha sido más una utilización para buscar un puñado de votos. Espero que durante la legislatura todo tenga una vuelta».

Por contra, Andoni Ortuzar era menos benevolente con la declaración de Arnaldo Otegi en la celebración de los resultados de EH Bildu, en la que dijo que «el asalto a los cielos en cuatro años empieza esta noche de la mano de la izquierda soberanista». El presidente del EBB afirmó en Radio Euskadi que «es curioso esto del asalto a los cielos en gente que no es creyente, pero nosotros preferimos estar con los pies en la tierra. ¿Qué significa el asalto a los cielos? Si uno hace una mínima reflexión es quitar al PNV del medio. Pues menuda manera de empezar una colaboración política establecer que tú dentro de cuatro años lo que quieres es quitarnos a nosotros. Hombre, pues ésa no es la mejor manera de empezar a hablar».

Según Ortuzar, EH Bildu tiene que aclarar si quiere ser «una fuerza política más» o «una fuerza de ruptura», si quieren un acuerdo o ser oposición. «Bueno, si quieres ser la alternativa en la oposición, dilo, que no pasa nada,. Si has sido toda la vida la oposición y, a veces, que incorporaba matices no tan positivos como la oposición normal...», declaró.

Claro que el presidente del EBB también señaló, algo más conciliador, que «ojalá sea que estamos muy tiquismiquis y hemos visto fantasmas donde no las hay». PNV y EH Bildu tendrán la oportunidad de comentarlo en su primera cita en Sabin Etxea.

 

Egibar insiste en gobernar en solitario

Lo dijo el lunes en Radio Euskadi y lo repitió ayer en “El Diario Vasco”. El portavoz del PNV en el Parlamento de Gasteiz, Joseba Egibar, apuesta «personalmente» por que su partido gobierne en solitario, con sus 29 escaños, los próximos cuatro años. Descarta un gobierno de coalición porque «requiere un grado de identificación e intimidad política de tal calibre que hoy por hoy se me antoja complicado». Egibar aboga por llegar a algún tipo de fórmula de colaboración con «un grupo que se identifique con las prioridades del PNV, pero en el resto de temas, vía libre». Considera que hay fórmulas para ello y que ya se han utilizado en el pasado.I.I.

CALENDARIO


El PNV se reunirá mañana con EH Bildu, el viernes con Elkarrekin Podemos, el lunes con el PSE y el martes con el PP. Todos los encuentros tendrán lugar en Sabin Etxea.