2016/12/18

Luhuso revela que ETA se desarma con apoyo civil pese al veto estatal

Cinco personas muy conocidas de la sociedad civil de Ipar Euskal Herria siguen detenidas tras intervenir en una acción de desarme de ETA impulsada también por el activista pro-derechos humanos francés Michel Tubiana. La redada ha hecho público el paso de ETA, además de mostrar la cerrazón de Madrid y París, y provocar una sacudida política.

Ramón SOLA|DONOSTIA
1218_eg_red1

Se llaman «Txetx» Etcheverry, Michel Berhocoirigoin, Beatrice Molle-Haran, Michel Bergougnan y Stéphane Etchegaray. No necesitan presentación en Ipar Euskal Herria. Y anoche seguían detenidos por una acción que en cualquier otro punto del planeta sin duda sería galardonada: contribuir al desarme de una organización como ETA.

La redada de la noche del viernes en Luhuso ha destapado varias cosas a la vez. Lo primera y más relevante, que la organización vasca ha concluido ya el sellado e inventariado de su armamento en la parte técnicamente posible y ha dado el paso a la destrucción de sus arsenales, y que lo está haciendo a través de una participación civil que reivindica explícitamente uno de los voluntarios: Michel Tubiana.

El presidente de honor de la influyente Liga de los Derechos Humanos francesa esquivó la detención gracias a que no llegó a Euskal Herria antes que la Policía, y ayer explicó en Mediabask y otros medios que pretendían destruir armas y enviarlas a las autoridades francesas para provocar su implicación.

Todo este proceso sale además del espacio opaco en que se hallaba desde el acto del inicio del sellado en febrero de 2014, que fue hostigado por la Audiencia Nacional española y la Policía francesa. Adquiere una transparencia absoluta con la difusión de la correspondencia mantenida por Etcheverry, Berhocoirigoin y Tubiana con la dirección de ETA [íntegra en páginas 4-5 en su traducción al castellano]. Los intentos oficiales de presentar a ETA como reticente al desarme se caen por su propio peso ante los textos cruzados y los compromisos adquiridos por la organización, que remarca su interés en declararse desarmada cuanto antes.

La segunda constatación, menos novedosa aunque sin duda más surrealista, es que los estados español y francés no dejarán de sabotear cualquier iniciativa, no ya de sellado y de inventariado, sino incluso de inutilización y destrucción de armamento.

Las dificultades para justificar esta cerrazón resultaron evidentes ayer. El ministro español de Interior, Juan Ignacio Zoido, optó por la vía fácil pero inverosímil de presentar la operación como algo habitual contra ETA, dando a entender a la opinión pública española que estas cinco personas son tan militantes de la organización como el resto. Mientras, su homólogo francés, Bruno Le Roux, más nuevo aún en el cargo, recurrió a otro argumento más alambicado: «Nadie tiene derecho a proclamarse destructor de armas y, eventualmente, de pruebas», señaló para explicar la redada.

Agencias francesas afirmaron que de momento no se contempla trasladar a los cinco arrestados (dos de ellos periodistas) a París, por lo que se abre una posibilidad de que sean liberados. De momento, se sabe que se ha registrado la vivienda de Etcheverry en Eiheralarre.

Revulsivo

La conmoción por la operación, a la luz de la identidad de los detenidos, provocó una inmediata y potente movilización en Baiona (unas 4.000 personas), pero además puede tener efecto bumerán. En una reunión matinal urgente a la que siguió una rueda de prensa en Baiona, sumaron voces por la resolución 40 agentes políticos, sindicales y sociales. Entre quienes han expresado su repulsa o incomprensión por esta nueva acometida policial figuran dirigentes de la derecha francesa como Max Brisson; del centro, como el alcalde de Baiona, Jean-René Etchegaray; y del PS, caso de las diputadas Sylviane Allaux y Colette Capdevielle.

La irrupción en la casa de Luhuso –y sobre todo la publicidad dada a lo que allí se estaba haciendo, primero por redes sociales y luego con las cartas publicadas por Mediabask y recogidas inmediatamente en NAIZ– tiene muchos visos de apuntalar la vía civil para el desarme de ETA. Resultó elocuente la nota del Foro Social Permanente, que lleva tiempo proponiéndola: «Ante la actitud constatada de los estados francés y español, este desarme debe desarrollarse con la sociedad vasca –reitera–. Estamos convencidos de que la solución solo vendrá desde el camino de seguir construyendo la articulación ya en marcha de acuerdos entre los tres ejes de una triangulación: las instituciones, la sociedad civil y la labor de la Comisión de Verificación y Monitoreo». El Gobierno de Lakua admitió en una nota, aunque con matices críticos, que ETA da pasos unilaterales y dijo apoyar la verificación de un desarme ordenado.

Mientras tanto, este Foro Social Permanente recalca que «es preciso construir un dique de voluntades para proteger el proceso». Algo que resultó muy notorio ayer al norte del Bidasoa.

 

Los lotes a destruir incluían 38 armas y suponen el 15% del arsenal total de ETA

Catorce fusiles y subfusiles y 24 revólveres y pistolas (38 armas en total) sumaban los lotes del material de ETA –inventariado, sellado y ya listo para ser destruido– según el listado que fue difundido tras el inicio de la operación policial. También hay explosivo, balas, detonadores y demás material.

El dato permite hacerse una composición de lugar sobre el volumen del arsenal de ETA, dado que en la carta difundida por los tres impulsores de esta acción se asegura que estaban trabajando en Luhuso con un 15% aproximadamente del armamento de la organización.

El listado difundido se divide en ocho partidas o lotes perfectamente detallados, todos con fecha de 2014, que aparentemente corresponde al año de inventariado. La tipografía y el modo de registro es idéntico al empleado en la lista que difundió la Comisión Internacional de Verificación en febrero de 2014, cuando anunció el inicio de este proceso aportando la prueba gráfica de Ram Manikkalingam y Ronnie Kasrils con representantes de ETA.

En aquella ocasión, sin embargo, la cantidad de armas y explosivos era sustancialmente menor a la ahora detallada. Se trataba solo de un lote, no de ocho. El número de armas se limitaba a cuatro, aunque había cuantioso explosivo.

En Luhuso había ahora, según se explica, fusiles largos G3, subfusiles tipo UZI, pistolas Smith&Wesson y también una Star y una Browning. También se refieren más de 2.000 balas, 400 detonadores eléctricos industriales, cientos de metros de cordón detonante, decenas de kilos de explosivos como pentrita, «kazkabarra», clorato de sodio molido, nitromanita, polvo de aluminio y pentraeritritol, once temporizadores de cinco tipos distintos...

En otra formidable paradoja de este caso, mientras las autoridades españolas indicaban ayer que el arsenal hallado «es importante»&flexSpace;y las francesas incidían en que detallarlo «costará días», eran los propios impulsores de este desarme quienes difundían la lista al completo.

Tras la revelación de un depósito en Oise, junto a París, el pasado 12 de octubre, expertos policiales españoles y franceses estimaron que ETA tendría aún unas 200 armas y entre dos y tres toneladas de explosivo. A tenor de lo reunido en Luhuso y la afirmación de que se trata del 15%, el cálculo se quedaría algo corto. GARA

 

EXPLICACIÓN DE LA INICIATIVA DE TUBIANA, BERHOCOIRIGOIN Y ETCHEVERRY

25 de octubre

 

«Ante esta situación absurda y que nos inquieta, hemos decidido intervenir como ciudadanos libres»

«El País Vasco ha entrado en una nueva era de su historia. Después de más de cinco décadas de lucha armada, con víctimas y traumas en todos los campos, hace cinco años de que ETA tomó la iniciativa de cesar la lucha armada. Estamos entre aquellos que esperaban y reclamaban este momento. Sin embargo, la cuestión no está resuelta por ahora. ¡Hay que resolverla! (...) Sabemos también que si esto no se hace, puede convertirse en una herida no tratada que supura. Hay que evitarlo. No solamente por miedo a una eventual marcha atrás, sino también para crear las condiciones de paz colectiva y paz interior de cada uno (...)

Dentro de esta perspectiva global, nuestra intervención actual está relacionada con la cuestión del desarme. Este último ha sido identificado por todos los especialistas en todas las regiones de conflicto como un elemento clave de un proceso de paz (...)

Para que este desarme se realice de forma ‘controlada y coordinada’, esto implica la cooperación o, al menos, la participación de los estados. Por desgracia, no es el caso. Esto crea una situación absurda donde la organización armada quiere entregar las armas a un Estado que se niega a que esto sea posible. Delante de esta constante que nos entristece y nos inquieta profundamente, hemos decidido intervenir en tanto que ciudadanos libres, consientes de los riesgos que puede generar esta situación de bloqueo. Nos situamos como intermediarios entre una organización armada con la que no tenemos ninguna ligazón ni subordinación y un Estado al que queremos llevar a la reflexión. Esto puede ser calificado como pretencioso, pero hemos decidido tomar nuestras responsabilidades con la convicción de que puede ser útil para la paz.

Esta es la razón por la que hemos propuesto a la organización ETA transferir a la sociedad civil la responsabilidad política de la destrucción de su arsenal militar.

Hemos decidido hacerlo de manera pública. Estos compromisos son públicos y transparentes. Se caracterizan por la implicación personal, la preocupación por la democracia, la elección de la no violencia, el respeto de cada uno, el sentimiento de que todos los sufrimientos tienen la misma intensidad y son iguales en cuanto a sus efectos y las consecuencias que generan. Estos compromisos están caracterizados también por la convicción de que lo que parecía imposible ayer mañana puede ser verdad. Queremos, realizando este esfuerzo, provocar un ‘clic’ que permita a los protagonistas potenciales de un proceso de paz justo y duradero en el País Vasco implicarse plenamente, para que sea posible, rápida y totalmente».

Michel Tubiana (Presidente de honor de la Liga de los Derechos Humanos)

Mixel Berhocoirigoin

Jean Nöel Etcheverry («Txetx»)

 

 

 

MENSAJE DE TUBIANA, BERHOCOIRIGOIN Y ETCHEVERRY A ETA

3 de octubre

 

«Es imprescindible ir más lejos (…), estamos dispuestosa implicarnos»

«Un saludo,

hemos apoyado de uno u otro modo el proceso de paz que vino tras la decisión de ETA de poner fin a la lucha armada. Hemos constatado que este proceso está en situación de bloqueo a día de hoy. En nuestra opinión, esta situación no puede mantenerse en el tiempo sin convertirse en peligrosa.

Por eso, en la medida en que secundamos la idea de abrir caminos a una solución consensuada por todos, consideramos que es imprescindible ir más lejos. Frente al bloqueo que muestran los dos estados, tenemos que garantizar que la sociedad civil toma la iniciativa y que repunten de nuevo los temas del desarme, la vuelta a casa de presos y exiliados, el reconocimiento de las víctimas y una comisión del tipo de ‘verdad y reconciliación’, como aparecía en las declaraciones de Baiona y de París.

En diciembre de 2015, por boca de su representante David Pla, mostraron públicamente su voluntad de hacer un inventariado del armamento y proceder a su sellado.

Estamos dispuestos a implicarnos, proponiendo nuestra participación concreta en las iniciativas que puedan posibilitar que este proceso de desarme se culmine y que el proceso de paz en su totalidad avance.

Si consideraran adecuada nuestra propuesta, estamos dispuestos a contactar con ustedes y con las organizaciones internacionales que tienen responsabilidad en este tema, a fin de definir los pormenores de la participación de la sociedad civil en el proceso de desarme.

A la espera de su respuesta»

Michel Tubiana (Presidente de honor de la Liga de los Derechos Humanos)

Mixel Berhocoirigoin

Jean Nöel Etcheverry («Txetx»)

 

 

 

RESPUESTA DE ETA

19 de octubre

 

«ETA está dispuesta a acometer la destrucción de los arsenales»

«Saludos,

antes que nada, reciban nuestro reconocimiento. El compromiso mostrado hasta ahora para avanzar en el camino de la paz ha sido remarcable, y ahora nos parece plausible su voluntad de profundizar en esa disposición.

Agradecemos sinceramente esa voluntad. Tenemos enormes dificultades para avanzar en la agenda de la resolución. Está a la vista la falta de los voluntad de los estados para afrontarla. Es más, obstaculizan incluso los avances más pequeños. Sobre la cuestión del desarme que mencionan, resultan muy evidentes todos los ataques a los procedimientos iniciados para hacer inventario de las armas y explosivos de ETA y para sellar ese armamento.

En opinión de ETA, la resolución debe ser integral. Todos los temas tienen que tener salida, a fin de que la paz eche raíces para siempre. Los dos ejemplos principales son la cuestión del armamento y la de las personas presas. Sin embargo, sabemos que hay que avanzar en cada ámbito, en la medida que sea posible, para ir creando condiciones para dar pasos finalmente en todos ellos.

Así las cosas, viendo los problemas existentes y conscientes del gran valor que tiene su oferta de ayudar en la vía al desarme, les hacemos saber que ETA está dispuesta a emprender ese camino. Es decir, a acometer mediante los agentes internacionales y la sociedad civil la inutilización o puesta fuera de uso de las armas y la destrucción de los arsenales, aunque no quepa renunciar a la participación de los gobiernos, a fin de que el proceso tenga mayor seguridad. En cualquier caso, hoy por hoy este es el punto de partida de ETA: dejaría sus armas en manos de la sociedad civil de Euskal Herria, con la participación de agentes internacionales, para que se destruyan. Habría que buscar también la implicación y el apoyo de las instituciones vascas. Obviamente, tendrían ustedes que analizar si se pueden lograr recursos suficientes para una tarea así, de modo que este proceso se haga de la forma más eficaz. No será cosa fácil.

Si es posible conseguir esos recursos y si ustedes están dispuestos a avanzar en ello, tendríamos que concretar el método para poder hacer todo ello.

Esperando tener noticias mutuas en lo sucesivo, reciban nuestro saludo.

Atentamente»

Comité de Dirección de Euskadi Ta Askatasuna ETA

 

 

 

RESPUESTA DE TUBIANA, BERHOCOIRIGOIN Y ETCHEVERRY

2 de noviembre

 

«Les proponemos transferir a la sociedad civil la responsabilidad de la destrucción de arsenal»

«Buenos días,

hemos recibido su respuesta.

Apreciamos las palabras y les agradecemos su confianza.

Les proponemos transferir a la sociedad civil la responsabilidad política del proceso de destrucción de su arsenal bajo el control de la Comisión de Verificación Internacional. Este procedimiento se inscribe en una perspectiva global de reforzar el proceso de paz, que para completarse debe resolver otras cuestiones (presos, etc.) Estamos dispuestos a hacer todo lo posible para permitir la transferencia rápida y completa de esta responsabilidad a la sociedad civil.

Desplegaremos los esfuerzos necesarios para impulsar los conctactos útiles con los diferentes responsables de esta sociedad civil, las diferentes instituciones del País Vasco y los actores internacionales. Nos comprometemos igualmente a ver cuáles serían las posibilidades de participación de los estados para ordenar y dar seguridad al proceso.

De forma rápida tomaremos iniciativas concretas que permitan impulsar una iniciativa de estas características y solicitamos el establecimiento de un canal adecuado para ustedes.

Nuestros mejores deseos»

 

Michel Tubiana (Presidente de honor de la Liga de los Derechos Humanos)

Mixel Berhocoirigoin

Jean Nöel Etcheverry («Txetx»)

 

 

 

RESPUESTA DE ETA

15 de noviembre

 

«ETA deja en manos de la sociedad civil el proceso de inutilización de armas»

«Saludos,

antes que nada, reciban nuestro saludo. Es de agradecer la disposición a avanzar en el camino de la paz que muestran en la segunda carta remitida. Debemos decir que si otros agentes hubieran mostrado la mitad de ello, ahora estaríamos en una situación mucho mejor. Creemos que con su actitud la paz podrá superar los obstáculos que tiene justo enfrente.

ETA quiere manifestar que comparte el espíritu que ustedes muestran, y en este sentido les comunica las siguientes decisiones:

-Una vez acabadas las labores de inventario y sellado de armas y explosivos (sí al menos en todo lo factible técnicamente), abrir la fase del desarme.

-Pedir la ayuda de los agentes internacionales para poder emprender esta fase. En este sentido, se pedirá a la Comisión de Verificación Internacional que cambie su misión, ampliándola, a fin de implicarse en el desarme y poder dar fe de ese proceso. ETA desea el desarme total, sin ningún atisbo de duda.

-Dejar en manos de la sociedad civil la responsabilidad política y técnica del desarme. Por eso, será responsabilidad de ustedes cómo se lleva a cabo ese proceso. Unicamente queremos pedir una cosa: que el camino que se elija no deje resquicios para que nadie haga interpretaciones equivocadas, en la línea del malicioso relato de ‘vencedores y vencidos’. ETA deja en manos de la sociedad civil la responsabilidad del proceso de inutilización de las armas. Nuestro objetivo es declarar lo antes posible a ETA como organización desarmada.

Abriremos una vía permanente de relación con la sociedad civil para recorrer este camino.

A la espera de sus noticias, reciban ustedes de nuevo nuestro saludo. Atentamente»

Comité de Dirección de Euskadi Ta Askatasuna ETA

 

 

CINCO DETENIDOS Y OTRO IMPLICADO CONFESO

 

[ Michel Berhokoirigoin ]

En su juventud militó en la Juventudes Cristianas Agrícolas. Fue uno de los iniciadores del sindicalismo agrícola vasco y cofundador del sindicato ELB. Ha tenido cargos de responsabilidad en Vía Campesina. Este baserritarra de Gamarthe fue asimismo alma mater de la conflictiva creación de Euskal Herriko Laborantza Ganbera y llegó a ser juzgado por dos veces en los tribunales por presidir la asociación, a la que se acusaba de pretender sustituir a la Cámara Agraria oficial de Pirineos Atlánticos. También forma parte de la plataforma Batera.

 

[ Michel TUBIANA ]

Abogado de profesión, nativo de Argelia, es presidente honorífico de la Liga de Derechos Humanos (LDH) francesa y miembro del Comité Ejecutivo de la Red euro-mediterránea de Derechos Humanos. Conoce bien el conflicto vasco ya que lleva años bregando junto con su organización para favorecer su resolución. Fue uno de los organizadores de la Conferencia de París de junio de 2015 y ha participado en numerosos foros y manifestaciones con el mismo objetivo.

 

[ Michel Berguoignan ]

Este baigorriarra fue uno de los impulsores más activos en la obtención de la denominación de origen del vino de Irulegi. Como empresario participa en otros proyectos relacionados con los productos locales (sidra Eztigar...) Resulta muy conocido también por su implicación en las dinámicas de desarrollo en diferentes sectores (economía, ordenación territorial, infraestructuras, cultura…), en especial de Nafarroa Beherea. Y es miembro, asimismo, del Consejo de Desarrollo de Ipar Euskal Herria.

 

[ Stephane Etchegaray ]

Nativo de la localidad bajonavarra de Eiheralarre, más conocido como «Etxe». Ha trabajado en diversos medios de comunicación, en particular audiovisuales. Empezó en Euskal Irratiak, donde realizó su aportación civil alternativa al servicio militar por ser objetor de conciencia y donde también se euskaldunizó. Después se incorporó al equipo de la televisión local  Kanaldude y últimamente realizaba trabajos de manera autónoma. Es también guitarrista y cantante del grupo de rock Buuzbu.

 

[ Béatrice Molle-Haran ]

Muy conocida en el ámbito de la prensa de Ipar Euskal Herria. Tiene una larga trayectoria periodística. Trabajó, entre otros medios, en Radio Euskadi, ‘‘La Semaine du Pays Basque’’ y ‘‘Le Journal du Pays Basque’’. Hendaiarra, ha estado siempre muy implicada en la prensa local. Participó activamente en la creación de  Mediabask, en cuyo semanario escribe, muy a menudo como editorialista. También forma parte del grupo de mujeres Ahotsak para favorecer la resolución del conflicto.

 

[ «Txetx» Etcheberry ]

Originario de la comarca de Garazi aunque afincado desde hace años en la costa, ha participado desde muy joven en numerosos movimientos sociales, culturales, políticos y medioambientales. Muy dinámico, ha sido y es motor de numerosos colectivos: Patxa (jóvenes), Agir (presos), Demoak (euskara y presos), AB, Batera, Festival EHZ, EHLG, Lurrama… Trabaja, asimismo, en la Fundación Robles Arangiz de ELA y en los últimos años está inmerso en la lucha contra el cambio climático, en concreto en Bizi, del que ha sido cofundador, y en la iniciativa Alternatiba que se ha ido extendiendo en todo el Estado. Fue coordinador estatal de la COP21 celebrada hace ahora un año.