2017/03/21

Las gradas de Ipurua se llenan de ojeadores

Tony Adams, excapitán del Arsenal y mano derecha de John Jiang, siguió el sábado de cerca a Florian Lejeune y se interesó por Dani García.

Amaia U. LASAGABASTER
0321_kir_eibar

La buena temporada del Eibar se deja notar en la grada de Ipurua. Y no en la afluencia, que también, sino en la numerosa presencia de ojeadores que se da cita allí en cada partido. No es la primera vez pero destacó el overbooking del pasado sábado, en un fin de semana propicio para seguir de cerca a los equipos vascos, con Eibar, Athletic, Alavés y Real jugando en apenas unas horas.

Entre los numerosos observadores, uno llamó especialmente la atención. De los aficionados, por tratarse del mítico excapitán del Arsenal, pero también de los periodistas, conscientes de las funciones de Tony Adams en el entramado de John Jiang. El nuevo dueño del Granada, a través de la empresa DDMC y diferentes filiales, controla al equipo nazarí pero también al Chongqing Lifan, prepara su desembarco en el fútbol inglés y belga y tiene ramificaciones importantes en el ámbito del marketing y la representación de futbolistas. Y Tony Adams es su mano derecha.

Así que es difícil saber cuál de los equipos es el interesado pero sí el objeto de interés, Florian Lejeune. El inicial. Porque Adams llegó a Ipurua con la intención de seguir de cerca al central francés pero, según diversas fuentes, acabó igualmente interesado por Dani García, sobre el que realizó numerosas preguntas.

Ninguno de los dos nombres es nuevo en el ámbito de los rumores. Precisamente el exequipo de Adams, el Arsenal, estaría estudiando la posibilidad de pagar la cláusula de Lejeune –una de las más altas de la plantilla, por encima de los diez millones de euros– el próximo verano, según adelantó el diario Marca. También el Tottenham tiene al galo en su agenda. Por su parte, Dani García, que ha emplazado al club al próximo verano para estudiar la oferta de renovación que le ha realizado el Eibar –el actual expira en 2018– aparece en la lista de deseos de West Ham y Southampton.