2017/04/21

No es justo, pero el Baskonia está a punto de la eliminación

Dos tiros libres de Kyle Hines a un segundo del final desequilibraron la balanza, después de que un triple de Beaubois empatara a 82un partido que llegó a perder 64-47. El fondo del banquillo gasteiztarra remontó el partido sin perder nunca la fe en la victoria.

Arnaitz GORRITI
0421_kir_hines

CSKA MOSCÚ 84

SASKI BASKONIA 82


El baloncesto está siendo cruel con Saski Baskonia. «Me estoy cansando de los casis», declaraba Sito Alonso después de perder contra el Real Madrid en un reciente partido de la Liga ACB Endesa. Después de dos partidos en los que los gasteiztarras no han sido inferiores al todopodroso CSKA de Moscú, están a punto de caer eliminados. Y no es justo, pero esa es la realidad.

Después de remontar un 64-47 adverso, Saski Baskonia empataba con un triple de Beaubois a 12 segundos del final. Pero Kyle Hines, que se cobró una falta a un segundo para terminar, sentenció el encuentro con dos tiros libres. Y no es justo, pero esa es la realidad.

Los gasteiztarras consiguieron eliminar por faltas a De Colo –en el Vaticano hay peticiones por milagro con bastante menos base–, que Milos Teodosic, que tiranizó el partido en el tercer cuarto, terminara amargado con el marcaje de... ¡Nico Laprovíttola!, y remontó con el base argentino, Blazic –después sustituido por Larkin–, Hanga –que se lastimó el tobillo aunque pudo seguir–, Kim Tillie –cambiado por Budinger cuando cayó eliminado– y Diop. Más Voigtmann y Beaubois cuando Sito Alonso vio que hacían falta puntos. Y todo ello pese a que Shengelia y el propio Larkin jugaron un mal partido.

Punto a punto y sin perder la fe; aguantando los reveses del cuadro moscovita, como el tercer cuarto de Teodosic, la brega de Augustine y Khryapa, un «dos más uno» de Hines para establecer el 80-73 y eliminar a Tillie, y una bandeja de Aaron Jackson para poner el 82-79; punto a punto, y sin perder la fe, los de Sito Alonso empataron. Pero una falta sobre el rebote de Hines puso el 2-0, sin desmerecer la sangre fría del ex de Olympiacos, que asumió la patata caliente y anotó. Pero vayamos a lo sustantivo respecto a Saski Baskonia. Pierde 2-0 y no es justo, pero esa es la realidad. Y el martes 25 a las 21.00 se juega un match ball en Zurbano.

«Hay que volver a Moscú»

Sito Alonso se quejaba de la «diferencia de criterio», pero prefería quedarse con que «sin estar excelsos, hemos remontado y obligado a ganar al CSKA en el último segundo».

«Si tenemos la suficiente dureza mental, rabia y carácter, haremos el esfuerzo máximo para volver a Moscú como sea, y no renunciar a ganar la serie», dijo.

Fenerbahçe vuelve a asaltar el OAKA

Por 75-80, Fenerbahçe está a un paso de meterse en «su» Final Four. A pesar de los conatos de tangana que vivió el partido en los minutos finales –aunque tras el bocinazo final hubo deportividad absoluta–, los de Zeljko Obradovic tuvieron la frialdad precisa para volver a asaltar el OAKA.

Bogdanovic ha vuelto. El escolta serbio se ha recuperado justo a tiempo de su lesión y sumó 25 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias, para UN 35 de valoración. Su compañero Ekpe Udoh sumó 22 tantos y 9 rechaces, compensando el partidazo de los locales Mike James, Chris Singleton y Bourousis. A. G.