2017/10/11

Bilbao Basket, en la noria europea

Los hombres de negro tratan de acceder al Top 16, pero sin que el trajín de viajes y partidos frene su crecimiento ni su competitividad.

Arnaitz GORRITI
1011_kir_lietuvos

La Eurocup regresa en un formato de menor urgencia y más reconocible, después de haber «ganado» la guerra abierta entre la Euroliga y la Fiba. Este año retornan los equipos franceses e italianos, y además reciben el brillo de equipos candidatos a todo como Unics Kazan, Galatasaray, Lokomotiv Kuban o Darussafaka Estambul, equipos que aspiran a consolidarse en la Euroliga, o nuevos candidatos como Hapoel Jerusalén o Herbalife Gran Canaria.

RETAbet Bilbao Basket no tiene aspiraciones tan grandes, pero sí que se sumerge en esa noria de viajes y partidos cada tres días, empezando por esta tarde a las 18.00 en Vilnius ante Lietuvos Rytas –en directo por ETB–. Los hombres de negro pagaron un peaje muy alto el año pasado. Después de un gran inicio liguero, con la Eurocup llegaron la lesión de Tabu, las derrotas en casa ante Alba Berlín o Khimki o palizas lejos de casa como ante el propio Lietuvos Rytas, Khimki o Fuenlabrada, quedando apeados del Top 16 y marcados para el resto de la temporada.

Este año, encuadrado en el grupo C, el cuadro bilbaino se cruza de nuevo ante Lietuvos Rytas –en Vilnius le ha tocado 73-71 en 2009 y 83-71 el año pasado–, Lokomotiv Kuban –rival bilbaino de la final de la Eurocup en Charleroi de 2013–, Alba Berlín, Limoges y Partizan de Belgrado. Para llegar al Top 16, tendrá que colarse entre los cuatro primeros, tras disputar una liguilla que se prolongará hasta el 27 de diciembre.

«Aspiramos a jugar la segunda fase. Pero para ello sabemos lo que penalizan las derrotas en casa y beneficia mucho si eres capaz de sacar algún partido fuera. Ese es nuestro reto», reconocía Carles Durán el lunes, antes de partir ayer hacia Lituania.

«Seguir creciendo»

Pensar en el Top 16, que se disputará entre el 3 de enero y el 7 de febrero, por no hablar de los cruces al mejor de tres de cuartos –del 6 al 14 de marzo–, semifinales –20 al 28 de marzo– y la final –del 10 al 16 de abri– es soñar en balde. Al menos para Bilbao Basket, toda vez que en primer lugar debe seguir con su mejoría en el juego, pese a perderse entrenamientos.

«La Eurocup nos afectó mucho el año pasado. Hubo partidos en los que no competimos y eso nos afectó para los partidos del fin de semana», recordaba Durán. En todo caso, el técnico badalonés incidía en que «la competición debe servir para seguir creciendo; no solo podemos quedarnos con competir. Entrenando menos es difícil mejorar, y por eso hay que aprovechar esos pocos momentos en los que podamos hacerlo».

Dejan Todorovic, uno de los jugadores más destacados entre la plantilla vizcaina en este arranque, añadía que «tendremos que prepararnos bien porque este arranque supone un gran desgaste físico. Pero hay que ir, empezando por la cancha de Lietuvos, con mentalidad de ganar los partidos».

Jugar en Eurocup también significa acostumbrarse a un baloncesto más físico y a unos arbitrajes más permisivos. «Ya nos está costando el conocimiento de la Liga, como para meternos ahora en el de la Eurocup», se quejaba Durán. En todo caso, la noria europea ha empezado a girar, con la lejana promesa de que el vencedor jugará la próxima Euroliga. A día de hoy Bilbao Basket no opta a ella, pero sí que podrá darse por satisfecho si mantiene la evolución que viene mostrando y además logra acceder al Top 16.

 

Gernika no quiere ser «comparsa» en el debut europeo

Desde que el extinto Hondarribia-Irun disputara la Women Eurocup de la temporada 2007/08, ningún club femenino vasco de baloncesto ha llegado a jugar en conpetición continental. Hasta hoy. Lointek Gernika Bizkaia le pondrá fin a una sequía de diez años y se estrenará a nivel europeo en La Casilla, a partir de las 20.00 –en directo por ETB– ante Spar Citylift Girona, uno de los «gallitos» de la Liga Femenina y que aspira a llegar lejos en Europa.

Gernika Bizkaia está en el grupo G, un cuarteto complicado para las vizcainas, ya que junto con el cuadro gerundense, lo conforman el Basket Landes francés y el VBW CEKK Ceglèd húngaro, conjunto en el que milita la ex de Gernika Chanel Mokango.

Si es por experiencia, Gernika Bizkaia sería el candidato ideal a quedarse fuera de los cruces a doble partido. De los 40 equipos participantes, los dos primeros de cada grupo pasan a las eliminatorias, así como la mitad de los terceros, tras cribarse en una eliminatoria de ida y vuelta entre los terceros clasificados.

Y si fuera por el peso específico de los nombres, las gernikarras también se presentan como las víctimas propiciatorias. Girona tiene nombres del calibre de Nuria Martínez, la ex de IDK Gipuzkoa Nadia Colhado, Astou Traoré o la joven María Conde, medalla de oro en el reciente Eurobasket femenino. Basket Les Landes tiene en sus filas a una leyenda del basket europeo como Celine Dumerc, amén de la catalana Queralt Casas –oro en el Eurobasket de 2013– y la ex de IDK Gipuzkoa Cierra Bravard. Entre las magiares, aparte de a Mokango, destacan la internacional húngara Nora Nagy-Bujdoso o la veterana pívot serbia Jelena Maksimovic-Jevdenijevic.

Con todo y eso, Mario López declaraba que «no venimos a hacer de comparsa. Queremos competir y tenemos que intentarlo». Para empezar, el último duelo entre Gernika y Girona fue para las vizcainas: 61-50. No sería un mal comienzo, no.A. G.

DOS DERROTAS


Bilbao Basket ha jugado dos veces en la cancha de Lietuvos Rytas y no ha podido ganar todavía. En 2009 cayó por un ajustado 73-71, mientras que la pasada campaña la derrota fue bastante más clara: 83-71.