2017/12/03

El club rojillo demandará los tres puntos por «incomparecencia» del Nàstic
Natxo MATXIN
1203_kir_osasuna

Aunque el viernes, minutos después de ser suspendido el Osasuna-Nàstic, el máximo representante del club rojillo, Luis Sabalza, avanzó que se iba a enviar una queja formal al Comité de Competición por la no disputa del partido, finalmente lo que se solicitarán serán los tres puntos, al entender que el rival protagonizó una «incomparecencia» en toda regla.

Una nota publicada ayer a última hora de la mañana confirmaba tales intenciones de la entidad osasunista, quien enviará mañana su recurso al organismo deportivo, al que pedirá que se le dé el encuentro por ganado con un resultado de 3-0. Argumenta Osasuna que el Nàstic «incumplió el reglamento», en lo concerniente a la circular número 5 –disposición decimoséptima– de la Federación Española, «al imposibilitar que el partido se celebrase dentro de las 24 horas siguientes al señalamiento».

Dicha disposición dice literalmente que «tratándose de competiciones de carácter profesional, y a fin de no incrementar los problemas derivados de lo ajustado del calendario, en los supuestos en que, por concurrir causa reglamentaria, el árbitro suspenda un partido antes de su comienzo o de su terminación, el equipo visitante procurará permanecer en la localidad en la que se desarrolla el evento, a fin de que, si cesa la causa que motivó tal suspensión, el encuentro se celebre dentro de las veinticuatro horas siguientes».

Y, para confirmar que el conjunto catalán no estuvo por la labor de disputar el envite en la jornada del sábado, el club rojillo se ampara en el acta arbitral, que recoge tal extremo. En concreto, Milla Alvendiz redactó en su escrito que «ante la posibilidad presentada de disputar el encuentro dentro de las veinticuatro horas siguientes, como estipula la circular Nº5 Disposición Decimoséptima de la RFEF, el delegado del club Gimnastic de Tarragona SAD se niega a celebrar el encuentro en el tiempo indicado».

Ahora tocará esperar a ver qué decide el Comité de Competición, que habitualmente se reúne los miércoles. Una de las opciones pasaría por tener en cuenta el recurso presentado por Osasuna y darle el encuentro por ganado, o bien desestimarlo y establecer una fecha y horario nuevos para la disputa del partido. Si sucede esto último, habrá que ver si la entidad rojilla recurre a Apelación.