2017/12/07

Ajustado triunfo local en un envite con muchos errores y alternancias

Bidasoa fue ganando de cinco (7-12) y Anaitasuna le devolvió la moneda (23-18). Al final, ambas escuadras casi acabaron empatando.

Natxo MATXIN
1207_kir_derbi01

ANAITASUNA 24

BIDASOA 23

 

Anaitasuna se quedó con los puntos del derbi, pero el resultado pudo ser cualquiera –Bidasoa hizo una gran primera parte y fue ganando de cinco (7-12)–, en un encuentro bastante loco, con muchos errores por ambas partes, unos protagonistas demasiado ansiosos por hacerse con la victoria e incluso alguna que otra decisión arbitral más que discutida.

Un envite, además, de alternativas, de tacadas y arreones en el marcador, que vivió igualadas y revolcones por ambos bandos, muy en la línea de lo que se fue viendo sobre la pista iruindarra. En consonancia con ello, comenzaron mejor los anfitriones, aunque sin terminar de despegarse en el luminoso, hasta que superado el cuarto de hora los dirigidos por Jacobo Cuétara se pusieron por delante, un mando que no abandonarían hasta el minuto 47.

Un parcial de 0-5 con especial aportación de Muiña y Renaud, combinado con nueve minutos sin anotar de Anaitasuna, propició el despegue de los irundarras y un tiempo muerto de Juanto Apezetxea para reordenar a sus huestes y firmar un 4-0 que maquilló el electrónico al descanso.

Aguantó el tirón Bidasoa en los compases iniciales del segundo periodo, pero la tónica empezó a variar y un parcial local de 8-2 le dio la vuelta al choque, hasta el punto de que los blanquiverdes se pusieron 23-18 a falta de diez minutos para el final. Pero los guipuzcoanos no arrojaron la toalla, pese a sufrir una exclusión muy rigurosa de Popovic, y se acercaron a un gol (23-22), además de tener dos oportunidades para empatar, pero no estuvieron diestros.

 

«Más ansiosos de lo habitual»

El técnico de Anaitasuna, Juanto Apezetxea, achacó a la ansiedad por cambiar la dinámica de los últimos malos resultados y pelear por entrar en la Copa Asobal el que sus jugadores estuviesen «más ansiosos de lo habitual», lo que provocó muchos fallos. «No somos de perder tantos balones», admitió.

«Todos los partidos son igualadísimos y Bidasoa venía de ganar a Guadalajara. Además, mis jugadores se han quedado un poco descolocados en la primera parte porque el público visitante animaba más en un encuentro de estas características», se lamentó.

Pese a todo, el cuadro local sacó adelante el envite, sobre todo «por el gran trabajo defensivo que hemos realizado tras el descanso. Creo que con dos puntos más entraremos en la Copa Asobal». N.M.

 

«Cometimos errores decisivos»

El preparador de Bidasoa, Jacobo Cuétara, se quejó amargamente de los errores «puntuales, pero decisivos» que cometieron sus pupilos en La Catedral para marcharse de vacío. «Hemos tenido algunas precipitaciones en ataque y defensa en momentos importantes», señaló.

El míster asturiano, que se mordió la lengua a la hora de valorar la actuación arbitral –«no tengo palabras» fue su respuesta–, apuntó que la escuadra guipuzcoana no consiguió rematar al rival en una fase que «no supimos aprovechar».

Pese a la derrota, Cuétara se mostró tranquilo «por ver cómo está trabajando el equipo, llegamos muy frescos al final y le hemos jugado de tú a tú a Anaitasuna, con una última posesión para empatar». N.M.

 

Guadalajara logra empatar ante el Barcelona (26-26)

La gran sorpresa de la jornada fue el empate del Guadalajara ante el Barcelona (26-26). El Cuenca también igua- ló ante el Teucro, un resultado que favorece a Anaita.

 

Holanda iguala a Serbia en el último instante

En el partido más importante de la sexta jornada del Mundial femenino de balonmano, Holanda consiguió empatar ante Serbia (27-27) en el último instante.