La jueza Servini dicta orden de detención contra cuatro torturadores franquistas

La jueza argentina que instruye la causa contra el franquismo, María Servini de Cubría, ha decretado una orden internacional de detención contra cuatro torturadores que actuaron durante la dictadura española.

@albertopradilla - @GARA_rpascual|MADRID - BILBO|2013/09/18 20:50|10 iruzkin
20130918_donostia
Manifestación contra la impunidad del franquismo, el pasdado domingo en Donostia. (Jon URBE/ARGAZKI PRESS)

En concreto, la magistrada ha ordenado detener al ex guardia civil Jesús Muñecas Aguilar, el exescolta de Francisco Franco y de la Casa Real española Celso Galván Abascal, el excomisario José Ignacio Giralte González y el exinspector Juan Antonio González Pacheco, conocido como «Billy El Niño».

En una resolución de más de 200 páginas, a la que ha tenido acceso NAIZ, la magistrada insta al arresto internacional «indagatorio», es decir, que pide la extradición para que los cuatro puedan ser interrogados en Buenos Aires. Incluye, además, un exhorto al Gobierno español para colaborar en su localización.

Entre los argumentos de su decisión, la juez Servini de Cubría retoma informes de Amnistía Internacional sobre los crímenes del franquismo, el testimonio del exjuez español Baltasar Garzón y las declaraciones de las víctimas y de sus familiares.

Se trata de los primeros cuatro procesamientos desde que se instruye la causa, abierta en abril de 2010 tras una denuncia por «delitos de genocidio y/o lesa humanidad» cometidos durante la Guerra del 36 y la dictadura franquista y abarca el periodo de julio de 1936, cuando se produjo el levantamiento militar, al 15 de junio de 1977, casi dos años después de la muerte de Francisco Franco.

Jesús Muñecas Aguilar, de 74 años, ingresó en la Guardia Civil en 1961 y es dueño del Centro Hípico Valdemoro, donde, en 1994 homenajeó, junto con otros guardias, a Antonio Tejero. Fue señalado por varios testigos como torturador.

Por su parte, Celso Galván, quien hoy día tiene 77 años, fue señalado el diseñador de estrategias de sufrimiento. En julio de 1996 fue absuelto por la Audiencia Provincial de Madrid junto a otros dos comisarios en el juicio por la muerte en enero de 1969 del estudiante Enrique Ruano Casanova durante su periodo de detención, mientras los tres acusados formaban parte de la Brigada Político-Social del franquismo (BPS).

La absolución se basó en la falta de pruebas, aunque se indicaba que no era posible admitir sin dudas razonables la versión oficial del suicidio.

Juan Antonio González Pacheco, de 67 años, conocido como ‘Billy el Niño’, formó parte, hasta su disolución en 1967, de la BPS y ha sido denunciado por multitud de querellantes por torturas salvajes.

José Ignacio Giralte González, de 71 años, fue un destacado miembro de la BPS hasta su disolución y posteriormente ocupó el cargo de comisario en la Policía española. Fue acusado de torturas por parte de numerosos testigos.

Decisión sin precedentes

«Es una decisión sin precedentes que abre una esperanza a las víctimas», ha apuntado Máximo Castex, abogado querellante, en declaraciones recogidas por Efe.

Castex ha indicado que tras este primer paso, las víctimas esperan nuevas órdenes de detención de altos funcionarios de la dictadura y magistrados.

También para el abogado de la querella Pompeyo Ramos se trata de «un paso de gigante» para la causa.

La jueza recibirá a las víctimas el 20N

El próximo 20 de noviembre, una fecha cargada de simbolismo por coincidir con el fallecimiento de Franco, la jueza María Servini recibirá en Buenos Aires a una delegación de denunciantes, quienes acudirán arropados por distintos cargos públicos, tanto de Euskal Herria como del Estado español.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK