Miren Sáenz|26/08/2018 00:00

Dicen que viajar en furgoneta es bueno para la salud y muchos de los que lo han experimentado no lo cambiarían por una estancia en uno de esos hoteles de cinco estrellas. Desde que se fabricó la primera camper, hace medio siglo, sus incondicionales la han defendido como una manera de sentirse más libres, más cerca de la naturaleza y hasta más felices. A los vascos nos gustan, al menos eso afirman vendedores y fabricantes, que también son furgoneteros.