30/12/2018

Reportaje
80 aniversario de la grabación del «eusko gudariak»
El legado oculto de Eresoinka

El «Eusko Gudariak» ha cumplido ya ochenta años desde que fuera grabado por primera vez por un coro de cámara de ocho voces y el grupo de txistulares de Eresoinka. Si bien sus orígenes son anteriores a la sublevación fascista que provocó la guerra del 36, la canción que ha quedado para la posteridad como el himno de los gudaris vascos se grabó en la ciudad de París el 21 de diciembre de 1938. El pueblo la hizo suya durante la posguerra hasta adquirir la categoría de himno por antonomasia del abertzalismo.

Iñaki Berazategi