27/12/2015

Marcha oficial en Burundi contra las tropas de la UA

Varios miles de personas participaron ayer en las marchas que organizó el Gobierno de Pierre Nkurunziza en las ciudades del país para rechazar la llegada de las tropas de paz que pretende enviar la Unión Africana (UA), organización internacional que anuncia para mañana el inicio de muy inciertas negociaciones de paz en Uganda.

GARA|BUYUMBURA
1227_mun_burundi

Varios cientos de personas tomaron parte en la manifestación que recorrió ayer las calles de la capital. «Cerca de 500 personas», señalaba un periodista que trabaja para un medio internacional; «una gran muchedumbre», afirmaba Therence Ntahiraja, portavoz del Ministerio de Interior.

Las marchas convocadas por el Ministerio de Interior y de la Educación Patriótica también tuvieron lugar en el resto de las ciudades del país.

«El Gobierno, a través del Ministerio de Interior, pidió a todos los burundeses participar en una marcha patriótica de protesta en todo el país para decir no a llegada de las tropas de la Unión Africana a Burundi, un país independiente capaz de proteger a su propia gente», manifestó Ntahiraja a la agencia France Presse.

Algunos testigos indicaron que en la capital el Gobierno movilizó a menos gente de la que cabía esperar. Los participantes se congregaron en la céntrica Plaza de la Independencia y desfilaron, con la protección de docenas de soldados y policías fuertemente armados, hasta la orilla del lago Tanganica.

Las pancartas que llevaban los manifestantes arremetían contra la sudafricana Nkosazana Clarice Dlamini-Zuma, la primera mujer que preside la Comisión de la Unión Africana: le acusaban de «intrigante». Otros participantes aseguraban que permitir la llegada de las tropas internacionales equivale a «recolonizar» el país.

Las marchas fueron organizadas después de los primeros choques con opositores en barrios de Buyumbura ocurridos tras los ataques contra los destacamentos militares del pasado día 11 de diciembre. «Burundi es pa&bs;cífica a pesar de los esfuerzos de algunos individuos que tratan de perturbar la seguridad de dos pequeñas área de Buyumbura», declaró Ntahiraja.

La Unión Africana (UA) había asegurado al Gobierno de Pierre Nkurunziza que no hay objetivos ocultos en la propuesta de desplegar tropas internacionales en Burundi para garantizar la paz en medio de la crisis política. La organización regional pretende desplegar unos 5.000 efectivos en Burundi para proteger a la población civil, acosada por los constantes enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y la oposición, sobre todo en Buyumbura. Burundi cree que sería una violación de su soberanía y ha advertido de que no lo permitirá.

La oposición de Burundi ha denunciado una caza de brujas después de que Pierre Nkurunziza validara su mandato en unas elecciones celebradas en verano tras un golpe de Estado fallido, organizado precisamente para impedir que el presidente aspirara a la reelección.

HUTUS Y TUTSIS


Los observadores temen que en Burundi se perpetre un genocidio similar al de 1994 en Ruanda, ya que cuenta con una composición étnica similar (mayoría hutu y minoría tutsi) y una larga guerra civil a sus espaldas que terminó en 2005.