10/03/2016

Un Juzgado nipón ordena paralizar una central nuclear
GARA|tokio

Un tribunal nipón ordenó ayer detener por cuestiones de seguridad una central nuclear que acababa de ser reactivada, en un momento marcado por el recuerdo del desastre de Fukushima, del que mañana se cumplen cinco años.

Una corte del distrito de Otsu (oeste) dio la razón a una demanda interpuesta por un grupo de particulares que considera que el funcionamiento de la planta de Takahama supone un peligro para la región porque esta podría sufrir un accidente como el de 2011.

En su escrito, el tribunal puso en duda las medidas dispuestas por la empresa operadora, Kansai Electric Power, para hacer frente a un hipotético incidente grave en el recinto. La compañía eléctrica aseguró que acatará la orden, de cumplimiento obligatorio e inmediato, y que apagará el reactor 3, el único actualmente operativo en la planta.

Es la primera vez que una corte nipona ordena detener una instalación que ha sido reactivada después de que la Autoridad de Regulación Nuclear (NRA) aseverara que cumple los requisitos de seguridad más estrictos impuestos para evitar otro desastre como el provocado por el terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011.

La reactivación de esta planta de la prefectura de Fukui ha estado rodeada de polémica. Un tribunal de esta misma prefectura ya prohibió el año pasado su puesta en funcionamiento tras otra demanda ciudadana, aunque el mismo Juzgado se desdijo en diciembre después de que la NRA certificara que era segura.