17/03/2017

Irribarria ya nota que le miran con distintos ojos

Sin querer que sirva de excusa, los de Asegarce entienden que una pelota de sus rivales está «al límite».

Jon ORMAZABAL
0317_kir_pilota

Al margen de esos brutales zurdazos con los que apabulló a sus rivales y con los que maravilló a los pelotazales, la aparente normalidad con la que un pelotari tan joven asumió todo lo relativo a una final y una txapela Manomanista fue uno de los aspectos que más asombró de Iker Irribarria en su vertiginoso ascenso a la elite. Casi un año después de aquella eclosión, el de Arama reconoce que nota cómo las expectativas en torno a su persona han aumentado, teniendo que aprender a jugar con esa losa de favorito con la que nadie quiere cargar.

«Cambia mucho, en el Manomanista no tenía nada que perder y sí mucho que ganar. Para mí ahora es lo mismo, pero lo que se nos exige y cómo se habla de nosotros es muy diferente y han cambiado mucho las cosas», apuntó el delantero de Aspe. Y es que, da la sensación de que la pareja guipuzcoana está un poco cansada de ese cartel de favorito que se les cargó a comienzos del Parejas y que ellos mismos se han encargado de refrendar con una primera fase casi perfecta.

«Siempre hay una pareja a la que se le mira y este año hemos sido nosotros, que nos han puesto la txapela sin empezar a jugar y eso no es bueno. Tenemos tensión, nos metéis presión, pero hay que saber jugar con eso. Hasta ahora hemos hecho los trabajos bien, ahora son partidos de algo más de presión pero hay que saber jugar con eso», añadió Irribarria.

Este domingo se enfrentan en Donostia a Bengoetxea VI-Larunbe, la única pareja que ha conseguido vencerles en la primera fase, lo hicieron además en los dos partidos, en Hendaia y Tolosa, motivo más que suficiente para desprenderse de la vitola de favoritos. «Hemos perdido las dos veces que hemos jugado ante ellos. Por eso digo que los favoritos son ellos y sería noticia que perdieran ante nosotros. La clave por la que perdimos en las dos ocasiones fue que no nos dejaron jugar nuestro juego. Además, a Oinatz le salió todo y Larunbe hizo un partidazo», señaló Irribarria.

No obstante, su zaguero Rezusta no cree que esto sea motivo para cambiar su forma de jugar. «A la hora de preparar el partido lo de antes no vale para nada, no debemos cambiar lo que hacemos siempre, cargar el juego atrás y que Iker escoja la pelota buena y termine».

Material «al límite»

Sin llegar a poner el grito en el cielo, Oinatz Bengoetxea sí que mostró su preocupación por una de las pelotas escogidas por los de Aspe, que considera en el límite de lo permitido por viva. «Una de las pelotas está en el límite, pero el día del partido veremos si es demasiada pelota o no, tampoco es una queja».

Iker Irribarria discrepa de esta opinión. «No creo que estén al límite, las pelotas salen cuando se les pega, lo que pasa es que Beñat les da a todas, los partidos no se ganan por las pelotas».

Por lo demás, la percepción del partido del Atano parece bastante más relajada por parte de los de Asegarce, que quieren seguir con la misma mentalidad que los ha traído hasta ahora. «A Mikel sobre todo le he dicho que esté tranquilo y que no piense en la final. Hasta ahora hemos andado disfrutando, sin presionarnos, tomándonoslo con filosofía y nos ha ido bien. Estamos preparados para jugar un gran partido y tenemos que olvidar todo eso que nos puede sacar de ahí», señaló un Bengoetxea VI que ve muy bien a su zaguero. Mikel Larunbe, por su parte, dice haberse relajado tras lograr entrar en semifinales y quiere seguir igual.

 

Artega-Erasun necesitan 6 tantos

Al margen de la despedida de Abel Barriola, –juega junto a Altuna III contra Ezkurdia y Albisu, sustituto a última hora de Merino II– el Zubikoa de Oñati comenzará a aclarar el panorama del campeonato de Promoción, en el que incluso esta noche se puede conocer el nombre de las dos parejas finalistas. Para ello, Laso-Iturriaga, los mejores de la primera fase, deberían vencer a Artega II-Erasun por un marcador de, al menos 22-19. Este resultado metería a ambas parejas de Asegarce en la final, ya que los guipuzcoanos, con dos victorias en la liguilla de semifinales, solo necesitan hacer seis tantos para clasificarse.

En caso de una victoria de Artega-Erasun, los más beneficiados serían Peña II-Ibai Zabala (sustituto de Salaverri), que pasarían a la final superando mañana a Gorka (sustituto de Errandonea) y Martija en el Labrit. Las opciones de los de Aspe pasan también por una derrota de Laso-Iturriaga y ganar 22-8 en Iruñea.J.O.