01/08/2017

Kepa del Hoyo muere en la cárcel de un infarto a 703 kilómetros de casa

El preso de Galdakao Kepa del Hoyo murió ayer en la cárcel de Badajoz, a 703 kilómetros de su casa. Según la dirección de la prisión, falleció de un infarto mientras hacía deporte con unos compañeros. Kepa del Hoyo fue detenido el 2 de febrero de 1998, estaba condenado a treinta años y llevaba ya quince años en el centro penitenciario pacense.

I.I.|gasteiz
0801_eg_concentrahoyo

La noticia corrió primero por los canales sociales de información (Whatsapp). En el instante inicial siempre queda la esperanza de una precipitación, de un malentendido. Pero no hubo suerte. La fatal noticia no tardó en confirmarse. Kepa del Hoyo, de 46 años, había muerto en la cárcel de Badajoz. Son ya 18 los prisioneros vascos muertos.

Según la comunicación de la dirección del centro, el preso de Galdakao sufrió un infarto mientras practicaba deporte en compañía de otros presos de su módulo. Ni los servicios médicos de la prisión, en un primer momento, ni después los sanitarios del 112 desplazados hasta el lugar, salvaron su vida.

Las primeras previsiones apuntan que Kepa del Hoyo será recibido mañana en el tanatorio de su localidad, en un horario que todavía está pediente de determinarse. Una delegación de Sortu y EH Bildu anunció que viajaría hasta la capital pacense a recoger el cuerpo del preso fallecido. Estará formada por Julen Arzuaga, en nombre de la coalición, y Rufi Etxeberria y Antton López en representación del partido

Kepa del Hoyo fue detenido el 2 de febrero de 1998 acusado de pertenencia a ETA, y condenado después en sendos juicios a una pena acumulada de 30 años de prisión por participar de distintas maneras en los atentados mortales contra dos policías españoles.

Quince años en Badajoz

Kepa del Hoyo llevaba ya más de quince años en la cárcel de Badajoz, a 703 kilómetros de Galdakao. Cabe señalar que con más de diecinueve años de prisión en sus espaldas, la mayoría de los presos con una condena judicial de treinta años se encuentran ya en libertad. No fue el caso del galdakoztarra que, como tantos prisioneros vascos, estaba sometido a una legislación de excepción y prácticas vengativas, que incluso han sido reiteradamente denunciadas por las instituciones vascas.

Al poco de llegar a la prisión de Badajoz, en 2002, Kepa del Hoyo denunció haber sufrido insultos y amenazas por parte de un funcionario de la cárcel. Antes había pasado por Valdemoro y Alcalá.

En esos más de diecinueve años encarcelado, Kepa del Hoyo solo estuvo cuatro meses cerca de su casa. Fue en Langraitz, donde le trasladaron para que pudiera ver a su padre, que también vivía en Euskal Herria.

Sin embargo, por razones que no son difíciles de imaginar, Instituciones Penitenciarias destacó ayer que el preso era natural de Almendralejo (provincia de Badajoz) obviando que toda su familia y allegados –entre ellos su pareja y su hijo, que tenía poco más de un mes cuando lo detuvieron– estaban siendo obligados a recorrer más de 1400 kilómetros para cada visita semanal.

Denuncia y odio en las redes

En cuanto la noticia de la muerte del preso Kepa del Hoyo se fue conociendo, las redes sociales se llenaron de mensajes de solidaridad con su familia y de denuncia de la dispersión y de las múltiples conculcaciones de derechos humanos que sufren los presos vascos.

Pero también estuvieron quienes no dejaron pasar la ocasión para mostrar su odio en unos momentos tan dolorosos, entre ellos el llamado Foro Guardias Civiles (@forogc) que niega cualquier relación oficial con el cuerpo pero que cuenta con 128.000 seguidores.

También las asociaciones relacionadas con los presos como Etxerat o Sare, así como EH Bildu y las fuerzas políticas que lo componen reaccionaron durante la jornada de ayer. Sus declaraciones, denuncias y convocatorias pueden encontrarse en las páginas siguientes.

Ametsak. Erraza litzateke topikoan erortzea eta gutako bakoitzak, euskal preso politiko garen heinean, Euskal Herri libre, independiente eta sozialistaren ametsaz hitzegitea. Baina gaurkoan ez da hala izango, aukera hau toki ilun honetan bidea argitzen didaten kriseiluei nire maitasun eta esker ona helarazteko baliatu nahi baitut. Eta nola ez, kriseilu hau nire bikote Maite eta Peru gure semea dira, arnasa galtzen uzten ez didaten heroi handiak. Haiengatik eta haientzako abesti hau:

Burdin hotsak iluntasuna/ itzalek zelatan leku/ denak balio du eusteko/ beste errealitatean bizitzeko.Begira eta ikusi ez/ pentsatu baina esan ezer ez/ izara txuri tartean/ amets bukaezina bilatzean/ alde egiteko lagun nahian/ amets gaiztoa uzteko atzean/ bihar berdina izango delakoan.Burdinak zelatan/ iluntasunean/ berriz zuregana/ hor Askatasuna.Ilunsentia, bada gaua/ gerizak egote urtua/ ta ilargia ari da sortzen/ bere magalean berriz jasotzen.Gauaz gau zugana narama/ kateak, jada deusestutako zama/ eta azkenean aske naiz oso/ zin dagizut ez dute lortuko/ Hemen eustea, hori borroka!/ Askatasun osora ttanttaka/ geroaren alde bultzaka.Bagaude bizirik/ eta aurrera beti.

Kepa del Hoyo Hernández

* Ametsen libururako idatzitako gutuna