12/01/2018

Un «clásico» continental frente al colíder Olympiacos

Los de Pedro Martínez llegan al choque con la bajade Vildoza por un pinchazo muscular. Los helenoshan ganado al Baskonia sus seis últimos duelos.

Arnaitz GORRITI
0112_kir_bourousis

Los partidos entre Saski Baskonia y Olympiacos son, por definición, «El Clásico» de la Euroliga, porque es el partido que más veces se ha repetido, con un total de 35 partidos, jugándose el primero el 21 de febrero de 2001, un 72-78 favorable a los gasteiztarras gracias a aquella sorprendente defensa zonal que instauró Dusko Ivanovic y cortocircuitó a los del Pireo.

El duelo número 36 entre los baskonistas y los «rojos» de Atenas llega con un balance favorable a los del Pireo por 14-21, ya que el último triunfo gasteiztarra data del 23 de octubre de 2015, un 96-89 logrado en la prórroga en el que, con 28 puntos y 12 rebotes, destacó Ioannis Bourousis. Desde entonces, mucho han cambiado las cosas en el seno baskonista, sobre todo en cuanto a nombres de jugadores y técnicos; no tanto entre los del Pireo, que llevan ganados los seis últimos duelos de este Clásico, y que llegan a Gasteiz para que, a partir de las 20.30, puedan intentar mantener el coliderato de la Euroliga.

Porque de eso se trata, que Olympiacos llega a esta decimoséptima jornada con un balance de 12-4, empatado con el CSKA de Moscú, pero por detrás debido a que los de Itoudis tienen un mejor basket average. Saski Baskonia, en cambio, llega en novena posición, después de ceder en sus últimos dos partidos: dos trampas mortales decididas por detalles frente a los «cocos» CSKA de Moscú y Fenerbahçe –dos conjuntos que, según la encuesta publicada esta semana por la propia Euroliga, la totalidad de los directores deportivos de la competición estiman que van a clasificarse para la Final Four de Belgrado–.

Y ahora los gasteiztarras se las ven con el tercer «coco», un equipo que no suscita la unanimidad a la hora de tenerlo entre los candidatos a jugar la Final Four, aunque casi: un 93% de los encuestados le da chance a Spanoulis y sus secuaces.

Es normal, en ese caso, que Pedro Martínez resople al ver lo que se le viene encima, en el contexto además de ser el primer partido de los cinco que disputará Saski Baskonia en solo diez días. Y con el añadido de que Vildoza no estará por culpa de un pinchazo muscular.

«Estamos animados y creo que haciendo las cosas bien podremos sacar el partido adelante», afirmó, pero sin olvidarse de dejar claro ante qué rival se tiene que cruzar esta noche. «Olympiacos es la mejor defensa del campeonato con 72 puntos recibidos por partido y eso quiere decir que tienen jugadores físicos que juegan muy agresivo y duro», dijo, al tiempo que ensalzaba la capacidad de «anotar y generar para los demás» de Spanoulis y Printezis, aunque los problemas físicos no les han dejado a ninguno de los dos veteranos jugadores en paz en lo que va de temporada.

Y es que mientras que Saski Baskonia llega a esta duelo con la ausencia de Vildoza y la baja definitiva de McRae –Pedro Martínez reconoció que «el club está analizando el mercado», aunque descartó cualquier incorporación en los próximos diez días–, Olympiacos ha perdido por lo que resta de temporada a Kim Tillie –se lesionó en el calentamiento del partido de ida ante los gasteiztarras, en el primer partido de esta Euroliga 2017/18– y Agravanis, aunque recupera para este choque a Printezis y Milutinov.

Remontada en Tel Aviv

Al cierre de esta edición, CSKA de Moscú ganaba en Milán y Fenerbahçe se estaba imponiendo en Valencia, al tiempo que Panathinaikos acabó derrotando al Barça por 84-75, con 17 tantos y 12 asistencias de Calathes y el gran final de Pappas y Gist.

Pero sobre todo destacó la remontada del Maccabi en su duelo ante Brose Baskets. Los de Bamberg ganaban por 81-87 a menos de tres minutos, y el cuadro macabeo reaccionó con un parcial de 9-1, con un Pierre Jackson heroico y un arbitraje que permitió a los locales, que se afianzan en el octavo lugar, que el reloj corriera o se parara según su conveniencia.

Gernika Bizkaia ficha a Leia Dongue

Lointek Gernika Bizkaia confirmó ayer el fichaje para lo que resta de temporada de la jugadora mozambiqueña Leia “Tanucha” Dongue, ala-pívot de 1,84 metros y 26 años, que llega al club vizcaino para sustituir a la rusa Marina Bas, que acaba de incorporarse a un equipo turco.

Dongue, que llegó ayer a Gernika, acaba de proclamarse campeona de la Copa de Clubes Campeones de África, competición equiparable a la Euroliga con el 1º de Agosto de Angola, siendo elegida además en el quinteto ideal del torneo tras promediar 19,8 puntos y 7,5 rebotes por partido. Anteriormente, tuvo un breve paso por Al-Qázeres, en la Liga Femenina 2.

En declaraciones difundidas por la web gernikarra, la interior africana destacó que se ha decidido a fichar por el Lointek Gernika Bizkaia porque «a todos en la vida nos gusta evolucionar. En África ya he ganado todo lo que tenía que ganar con el apoyo de todos y ahora afronto nuevos horizontes para mi carrera».GARA