28/01/2018

El empleo «extranjero» se distribuye muy desigualmente por sectores

Para contrarrestar tópicos o falsos rumores, conviene repasar los datos, aunque en este caso, en el de las personas trabajadoras de origen extranjero, las estadísticas oficiales no recogen a «todas las que son». Varios informes publicados esta semana ayudan a crear otra imagen.

Txisko FERNÁNDEZ|DONOSTIA

RECESIÓN


Entre las conclusiones del último informe de Ikuspegi se indica que la percepción respecto a la población de origen extranjero muestra una «mejoría» respecto al «periodo de recesión económica».

En el “Barómetro 2017 sobre percepciones y actitudes hacia la población de origen extranjero”, que Ikuspegi ha presentado esta semana, se hace patente una estrecha relación entre las opiniones de la ciudadanía vasca recogidas en los últimos años y la evolución económica. El Observatorio Vasco de Inmigración –organismo dependiente el del Gobierno de Lakua– señala que los datos de este último informe, muy similares a los de 2016, «muestran importantes diferencias con respecto al periodo de recesión económica».

Ikuspegi constata una «mejoría de las actitudes hacia la inmigración» a partir del año 2014 e indica que el 12,6% de las personas consultadas considera la inmigración como un «problema para Euskadi», cifra que «se asemeja a porcentajes previos a la crisis». «Este dato vuelve a incidir en la influencia de la coyuntura económica sobre las actitudes hacia la inmigración».

En este contexto, GARA expone en este artículo algunas cifras que reflejan el impacto de la inmigración sobre el empleo en Hego Euskal Herria. Cifras que han sido recogidas de estadísticas oficiales, por lo que no perciben la llegada de personas originarias del Estado español.

Por un lado, en diciembre había 27.473 personas extranjeras registradas como demandantes de empleo en el conjunto de los cuatro herrialdes, según el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Teniendo en cuenta el resultado de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al cuatro trimestre de 2017 (información publicada en el EG1 de la edición impresa del viernes), supone el 20% del total de personas en paro (138.200).

Ese porcentaje es más reducido si nos trasladamos al capítulo de personas empleadas y solo tenemos en cuenta a quienes están dadas de alta en la Seguridad Social: son poco más de 80.000, que representan un 6,66% del total de trabajadores. Este es el panorama que está detallado en las tablas anexas.

Al observar los distintos regímenes, destaca, entre otros aspectos, el gran peso que alcanzan las trabajadoras extranjeras en el Sistema Especial del Hogar, un sector muy feminizado y con alta precariedad en la contratación. La valoración en profundidad de esta situación la hizo el jueves la Asociación de Trabajadoras del Hogar de Bizkaia y GARA la trasladó a sus páginas el viernes.

También es muy alta porcentualmente la presencia extranjera en las labores del campo, llegando a ser más del 50% del personal contratado. Y en este apartado no hay que olvidar que, en ciertas épocas del año, como la de la vendimia, llegan muchos temporeros de distintos puntos del Estado español.

Dentro y fuera de la UE

Las estadísticas del SEPE reflejan la procedencia de estas personas por países. De entrada, distingue a quienes llegan desde otros estados de la Unión Europea, ya que pueden acogerse a la libertad de tránsito dentro del mercado común. En el caso español, nacionales de algunos países latinoamericanos también tienen una situación especialmente favorable en este sentido gracias a ciertos acuerdos bilaterales.

En el gráfico anexo solo hemos recogido al detalle los once países de origen con mayor presencia en Hego Euskal Herria, aunque al basarnos en los datos por comunidades autonómicas ofrecidos por el SEPE, estos no son completos para los procedentes de algunos de ellos, pero consideramos que, aun así, son significativos. Además, hemos excluido los del Estado francés, que estaría entre los últimos de este listado, porque no se pueden restar a los procedentes de Ipar Euskal Herria.

No sorprenderá que Rumania encabece este ránking, aunque quizás sí llame la atención que uno de cada cuatro trabajadores procedentes de este país esté dado de alta en el régimen de Autónomos. Sus “vecinos” de Bulgaria aparecen a bastante distancia, pero solamente en Nafarroa son 2.600.

Por dar otras dos pinceladas: de Marruecos llega el grupo más importante del Sistema Especial Agrario (1.710) y de China el segundo de Autónomos (2.200).