16/05/2018

Raimundo Fitero
Atrapados

La duda es razonable: ¿han decidido una suerte de solución final salvaje en Oriente Medio? Conste que Trump es un imbécil, pero cumple lo que promete. Y sus asesores y patrocinadores le dejan hacer todo lo que sea para desestabilizar esa zona que lleva décadas en conflicto constante y solamente salen ganando, aparentemente, Israel y Arabia Saudita. Un dato. La ONU dice que lo hecho en la franja de Gaza el otro día por el gobierno de Israel es matar de manera indiscriminada. Parece una descripción exacta. ¿Y qué?  ¿Quién les para los pies a estos gobiernos militarizados que están cometiendo un genocidio con los palestinos? Nadie. Ese es el problema.

Porque después de que Trump rompiera el acuerdo nuclear con Irán, Israel bombardeó en Siria posiciones supuestamente tomadas por Irán. Nadie habla del tipo de bombas empleadas, ni de los efectos colaterales, ni de los muertos civiles. Se da la paradoja que este bombardeo coincidía en el tiempo con la actuación de su representante en Eurovisión, que acabó ganando. De ahí las protesta en las redes, que nadie ha sabido concretar en sede parlamentaria, ni en prensa domesticada. Esto sí es terrorismo del de verdad. Y lo peor es que irá en aumento por la impunidad con el que lo practican. Han decidido la solución final, aniquilar a los palestinos y acabar con todos aquellos países circundantes cuyos gobiernos no estén a sus órdenes.

Estamos atrapados. Sube el petróleo, la inestabilidad, habrá reacciones violentas puntuales y pequeñas a las que llamarán terrorismo yihadista los terroristas mayores. Sufriremos todos, y cuesta entender las razones objetivas para este sufrimiento. Más allá de los intereses militares, y petroleros de unos cuantos. Por cierto, en la tele están retenidas las imágenes de las salvajadas de israelitas y yanquis. Mientras tanto, Europa, canta.