16/07/2018

Reportaje
 
CREAN UNA APP SOBRE ALIMENTOS PARA «COMER CON CONCIENCIA»

Dos jovenes emprendedores guipuzcoanos están desarrollando Dënda, una herramienta móvil sobre alimentación para ayudar a que la gente escoja los alimentos de manera consciente. La solución ha sido premiada en el programa Explorer en Gipuzkoa.

Maitane ALDANONDO
0716_eko_denda

Emprendedores, jóvenes, y con una idea que desarrollar. El donostiarra Andoni Martínez y el hondarribitarra Eric Ruiz cumplen con esos requisitos y por eso se presentaron al programa Explorer. Hace unas semanas, la iniciativa, coordinada en Gipuzkoa por Fomento de San Sebastián, nombró ganador su proyecto Dënda: una aplicación para dispositivos móviles centrada en la alimentación saludable, en la que conviven y conversan profesionales verificados como dietistas, nutricionistas o deportistas con usuarios no profesionales. El premio son un billete a Silicon Valley (California) y el paso a la final estatal, aunque los dos responsables valoran más el desarrollo logrado en los cinco meses que ha durado la formación.

Se conocen «casi de toda la vida». Compartieron clase en el colegio y ambos estudiaron ingeniería, aunque uno se decantó por el Diseño Industrial y el otro por la Ingeniería Industrial. Al cursar sendos másteres sus caminos se separaron hasta que el año pasado volvieron a ponerse en contacto. Compartían la inquietud por emprender y los dos tenían una experiencia previa que les hizo darse cuenta de qué les apasiona. Martínez diseñó y fabricó la primera silla de ruedas de pádel como proyecto de fin de grado con la ayuda del entonces sexto mejor jugador estatal, y, por su parte, Ruiz desarrolló junto a dos compañeros de máster un proyecto con el que ganaron el concurso Open Future de Telefónica.

El pasado agosto se reunieron para empezar a pensar en posibles ideas, y tras varias reuniones, dieron con una con la que empezar. El impulso que necesitaban se lo dio el programa Explorer, al que se presentaron porque podía ayudarles a «marcar un ritmo de trabajo, fijar objetivos, pautas, entregas...», aclara Ruiz. Su intención era crear una app para comprar alimentos de forma inteligente, pero vieron que era inviable. No obstante, el trabajo realizado desembocó en una idea mejorada: Dënda. A lo largo del programa han ido iterando, probando, e incorporando recomendaciones. Han aprendido de la experiencia y de los errores de otros emprendedores; y gracias al creador de Naiz Fit Borja Cembrero –ganador de la pasada edición y segundo en la final estatal– han incorporado al desarrollador David Mariscal para crear la aplicación.

Contenido verificado

Recetas, menús saludables, las bondades de un producto, utensilio de cocina… y sobre todo, conocimiento sobre alimentación. Todo eso es lo que ofrecerá la app. Quieren diferenciarse dando fiabilidad al contenido, por lo que lo verificarán por tres vías: la titulación, la valoración de los usuarios y la de un equipo de profesionales que incorporarán al proyecto. Otra de sus particularidades es que permitirá vincular las publicaciones con los productos citados en ella y comprarse, inicialmente, en web del producto. Sin embargo, a largo plazo quieren implementar la posibilidad de adquirirlos directamente a través de Dënda. No en vano, el nombre significa «tienda» tanto en euskara como en la lengua indígena mexicana otomí. En cambio, la diéresis es una cuestión de marketing.

Se decantaron por el realfooding, movimiento impulsado por Carlos Ríos, que Ruiz resume como «básicamente, comer como comían nuestras abuelas» y evitando los ultraprocesados. Detectaron que mucha gente no es consciente de lo saludable o no que es su compra de alimentos y quisieron abordar ese problema de raíz. Martínez matiza, que «nuestra ambición no es decirle a la gente lo que tiene que comer, sino darle las herramientas para que sepa escoger. Que coman con conciencia».

Su nicho de mercado son las personas de entre 28 y 45 años, familiarizadas con el uso de smartphones y redes sociales, y preocupadas por su dieta y salud; características que cumplen en torno a 8,2 millones de personas en el Estado. A ese mercado potencial se dirige la app que lanzarán en septiembre. La versión beta será totalmente gratuita, si bien a medio plazo prevén incorporar servicios premium, de pago, como video-recetas o dietas para alérgicos, e incluso, un chat privado para consultar a los profesionales de la plataforma.

En noviembre, disfrutarán del premio ganado. Aunque están contentos, creen que lo más importante ha sido «poder desarrollar el proyecto junto a mentores, emprendedores y gente que te ayuda a estar motivado y a hacer las cosas bien». Están centrados en seguir avanzando y agradecen que tanto Fomento de San Sebastian como el Ayuntamiento impulsen este tipo de actividades, «para que el ecosistema emprendedor local vaya creciendo poco a poco» y los que venga tras ellos tengan cada vez más facilidades.