14/09/2018

El gigante chino Wanda produce esta película de animación hecha en los EEUU
Mikel INSAUSTI
0914_patos

La animación infantil es un mercado en continuo crecimiento, a medida que aumenta la demanda global. Por eso no es de extrañar que el gigante chino Wanda, además de comprar equipos y construir estadios de fútbol en Europa vaya también a la conquista de Hollywood en lo tocante a la producción cinematográfica. Y el género animado puede ser un buen caballo de Troya para sus intereses, aunque de momento si juzgamos por “Duck Duck Goose” se limitan a imitar a Disney en la medida de lo posible. A tal fin han contratado a Christopher Jenkins, técnico de la compañía de Burbank al que brindan la oportunidad de debutar como director de largometrajes. Pero donde más se han estirado es en la nómina del compositor de la banda sonora, a cargo de todo un Mark Isham. De cara al lanzamiento de la versión doblada al inglés han contado con la cantante Zendaya, que empezó como actriz infantil en programas televisivos de Disney. Junto a ella están las voces ilustres del veteranísimo Carl Reiner, del británico Stephen Fry y de la actriz Jennifer Grey.

El equipo de guionistas de “Duck Duck Goose” tampoco ha intentado descubrir nada nuevo, sino que se ha limitado a combinar elementos argumentales y personajes animales habituales en las películas para niños y niñas menores de diez años. El tema central vuelve a ser el de la unidad familiar, dentro de la mentalidad estadounidense de hacer las mudanzas necesarias para ampliar horizontes y progresar, representada por las aves migratorias del cuento.

El antihéroe de la función es el torpe pero rebelde ganso Peng, que siempre se sale de la formación en V con sus tontas acrobacias. Por culpa de sus excesos los patitos Chao y Chi se pierden de la bandada, así que tendrá que acogerlos y ocuparse de ellos rumbo al sur. En su objetivo se interpondrá un malvado y horrible gato.