11/10/2018

Cine negro en la Barcelona anarquista de los años 20
Mikel INSAUSTI
1011_sombra

No es nada habitual ver en el cine que se hace en el Estado español películas de época ambientadas hace un siglo, y menos aún que para la recreación histórica se utilice como cobertura un género foráneo. Las películas que han vuelto la vista atrás para recordar la Catalunya de principios del XX han sido desde una perspectiva social y política, por eso llama la atención el estilo visual de “La sombra de la ley” en su ambientación de la Barcelona de los años 20, directamente emparentado con el cine de gángsters americano sobre el Chicago de aquella misma década. Y creo que si hay realizadores que se atreven a esas probaturas en la pantalla grande es debido a que ya se ha hecho antes en televisión, con series que estilizan y crean una imagen diferente de tiempos pasados que antes eran visitados de una forma más academicista y respetando el rigor de la documentación sobre el periodo concreto.

Dani de la Torre, que había debutado con el thriller contemporáneo de suspense “El desconocido” (2015), repite con Luis Tosar como actor principal, pero cambia de guionista colaborando con Patxi Amezcua, para situar un caso policial en medio de la agitación que se vivía en las calles de Barcelona con una escalada de la delincuencia, las protestas obreras, el sufragismo y la lucha anarquista. Eran también los días del cabaret y canciones picantes como la de “La pulga”.