08/11/2018

«Gaztezulo» celebra sus 200 portadas con un número especial

«Gaztezulo» celebra sus primeros dieciocho años con la publicación de su ejemplar número 200. Gaizka Izagirre, responsable de esta revista, ha valorado muy positivamente la ruta recorrida «teniendo en cuenta la difícil situación que viven los soportes físicos hoy en día».

Koldo LANDALUZE|DONOSTIA
1108_gaztezulo

La revista “Gaztezulo” nació en el seno de Bagera Donostiako Euskara Elkartea e “Irutxulo” en 1999. En los primeros años se presentó como “Gaztetxulo” dentro del area de Donostialdea. En su declaración de intenciones figuró la necesidad de otorgar protagonismo al euskara y tratar temas que interesaban a la juventud. Según ha revelado a GARA el director de “Gaztezulo”, Gaizka Eizagirre, «vista la gran acogida que tuvimos en Gipuzkoa, y teniendo en cuenta que este hueco también existía en toda Euskal Herria, en el año 2000, empezamos a repartir la revista a través de las siete provincias».

Tras esta primera etapa, Eizagirre subraya que «anímicamente la revista está más fuerte y con más ilusión que nunca, pese a que cada vez tenemos menos ayudas y más palos en las ruedas. Por ello, para nosotros son imprescindibles las suscripciones; por solamente 22 euros al año, la gente recibe la revista todos los meses».

Cumplidas sus primeras doscientas portadas, “Gaztezulo” sigue siendo una realidad que se ha expandido a través de su página web, Beitu! –plataforma digital para adolescentes–, GTB, Ika Mizka y, entre otras iniciativas, el concurso de vídeos.

Un número especial

En cuanto al número doscientos, el responsable de “Gaztezulo” revela que «la portada –dedicada a “Altsasuko Gurasoak”– ha sido especial ya que han sido los propios lectores los que han elegido a los protagonistas a través de un sistema de votación que abrimos en internet. Además, este especial incluirá más páginas y unos contenidos muy especiales que han sido firmados por 60 personas (28 hombres y 32 mujeres). Gracias a sus textos, fotografías e ilustraciones, queremos que este ejemplar se convierta en un pequeño tesoro en forma de papel para coleccionistas». Todo ello tendrá su prolongación en una fiesta que se celebrará en el Kafe Antzokia de Bilbo el próximo 25 de noviembre.