08/06/2019

Entre el éxito de la Euroliga y el duro fracaso doméstico

Considerada un engorro, es fuera de Europa donde mayores disgustos ha padecido el club gasteiztarra.

Arnaitz GORRITI
0608_kir_shengelia

Justo ayer empezaban las semifinales de los play-offs por el título de la Liga ACB y en el seno de Kirolbet Baskonia seguro que hubo no pocos suspiros porque la entidad gasteiztarra no estaba. Y es que la temporada del Baskonia, gestada con la continuidad por bandera, ha terminado siendo un vaivén que empezó con el cese de Pedro Martínez, llegó a picos muy altos en la Euroliga y acabó derrumbándose en una postemporada que evidenció un desgaste físico y mental. El propio Velimir Perasovic catalogó la eliminación liguera como un «fracaso», definiendo esa situación como «uno de los momentos más duros de mi carrera como entrenador».

De nada sirvió acabar la primera vuelta y la Liga Regular como cabeza de serie, porque la competición doméstica se le ha dado fatal al cuadro gasteiztarra. La Copa fue su nicho de títulos, sobre todo en la primera década del Siglo XXI, pero desde 2009 no pisa una final, y un Joventut guiado por Laprovittola se llevó por delante a los de Perasovic. Meses después, una derrota ante Valencia Basket relegaba a los gasteiztarras a la tercera plaza de la Liga Regular, cruzándose con el Tecnyconta Zaragoza en cuartos, con resultados bien conocidos, terminando el partido de Zaragoza en una fatídica montaña rusa.

Fracaso, pues, sin paliativos en la competición doméstica, al tiempo que la Euroliga, pese a que trajera el cese de Pedro Martínez y el tercer retorno de Velimir Perasovic al banquillo gasteiztarra, ha supuesto una nueva ocasión de conocer la mejor versión del Baskonia.

Una mejor versión por encima de las muchas lesiones padecidas, en especial la de Granger y Shengelia, que sobre todo ha tenido eco en la Euroliga. De hecho, la Liga ACB se ha presentado casi como un mal necesario, al punto de que la media de asistencia ha caído de los 10.570 del año pasado a los 9.147, cuando la asistencia en la Euroliga supera los 11.000. Por no hablar de que 7.821 espectadores acudieron al partido de play-offs ante Tecnyconta Zaragoza.

Cambios y reflexión

Ahora todo son dudas, salvo la llegada de Fall y la apuesta por Vildoza. El destino de Poirier parece la NBA y entre Voigtmann y Shengelia, solo uno se quedará en Gasteiz. Entre Hilliard, Garino y Shields, no parece que vayan a quedarse más de dos, y el futuro de Granger y Perasovic, aunque tengan contrato, pende de lo que decida Josean Kerejeta.

Además, la Euroliga se va a ampliar a 18 equipos y será más larga y dura, si cabe. Eso obligará a que la plantilla gasteiztarra supere con creces los 12 efectivos de hasta ahora; hasta los cupos formativos deberán tener nivel, con el desembolso que eso supone. Muchos números que hacer y mucho que planificar este largo verano en Gasteiz.

Bilbao Basket renueva a Ben Lammers

Bilbao Basket ha empezado a preparar la campaña 2019/20. En ese sentido llegó la renovación del pívot Ben Lammers, al que ha prorrogado su contrato por dos temporadas, según informó la entidad bilbaina a través de su página web.

El texano, de 23 años y 2,08 metros, ha sido uno de los puntales más sólidos de los hombres de negro en su empeñó por lograr el ascenso deportivo a la élite.

La aportación de Lammers fue muy superior a lo numérico, ya que en la campaña 2018/19 ha promediado 10,1 puntos, 6,6 rebotes y una valoración media de 16,3, siendo además el mejor taponador de la competición, con más de dos gorros por partido, todo ello jugando apenas 21 minutos.

En lo que respecta al baloncesto femenino, RPK Araski anunció el fichaje de la prometedora ala-pívot gallega Raquel Carrera –17 años y 1,88 metros– para la próxima campaña, cedida a las gasteiztarras por Valencia Basket.A. G.

AFLUENCIA


La afluencia de público al Buesa Arena en la Liga ACB ha descendido de los 10.570 del año pasado a los 9.147 de esta campaña. Ante Tecnyconta Zaragoza acudieron 7.821 espectadores a Zurbano.